lunes, 26 de octubre de 2015

Pequeños MIEDOS





LA CASA HECHIZADA

-¿Está hechizada? -pregunté.
El posadero me miró, sacudió la cabeza y respondió:
-Yo no digo nada.
-¿Entonces lo está?
-¡Bueno!... Yo no dormiría en ella -me espetó el posadero en un arranque de franqueza que tenía la apariencia de la desesperación.
-¿Y por qué no?
-Si me gustara que sonaran todas las campanas de la casa sin que nadie las tocara; y que golpearan todas la puertas de la casa sin que nadie llamara en ellas; y escuchar todo tipo de pasos sin que ningún pie la recorriera; pues bien, entonces sí dormiría en esa casa -explicó el posadero.

Charles Dickens


UNA Y MIL VECES (Escoge el final)

Me ha ocurrido -lo sabes- desde siempre. Vuelvo una y mil veces sobre mis pasos para comprobar que he cerrado el coche. Abro una y otra vez la puerta de casa para cerciorarme de que dejo las luces apagadas; me echo la mano al bolsillo casi compulsivamente para asegurarme de que ahí siguen la cartera, las llaves...

Comprende entonces que te abandone en mitad de la noche, en medio de un -son, amor, tan reales- beso, de una caricia; que te deje, tesoro, desconcertada, abrazando el aire y cruce la ciudad hasta aquí para que una lápida me confirme una y mil veces

1. que estoy muerto.
2. que estás muerta.

Aster Navas

EL POZO

Mi hermano Alberto cayó al pozo cuando tenía cinco años.
Fue una de esas tragedias familiares que sólo alivian el tiempo y la circunstancia de la familia numerosa.
Veinte años después mi hermano Eloy sacaba agua un día de aquel pozo al que nadie jamás había vuelto a asomarse.
En el caldero descubrió una pequeña botella con un papel en el interior.
"Este es un mundo como otro cualquiera", decía el mensaje.

Luis Mateo Díez


Una mujer está sentada sola en su casa. Sabe que no hay nadie más en el mundo: todos los otros seres han muerto. Golpean a la puerta. 

Thomas Bailey Aldrich 


LA ÚLTIMA CENA

El conde me ha invitado a su castillo. Naturalmente yo llevaré la bebida.

Ángel García Galiano

PEQUEÑOS CUERPOS

Los niños entraron a la casa y destrozaron las jaulas. La mujer encontró los cuerpos muertos y enloqueció. Los pájaros no regresaron.
Triunfo Arciniegas

DESPUÉS DE LA GUERRA
El último ser humano vivo lanzó la última paletada de tierra sobre el último muerto. En ese instante mismo supo que era inmortal, porque la muerte sólo existe en la mirada del otro.
Alejandro Jodorowski

FANTASMA TRADICIONAL
En mitad de la noche, la sábana se despertó y salió a trabajar.
Eugenio Mandrini

DESINENCIA
Cuando estaba escribiendo el cuento más breve de su vida, la muerte escribió otro más breve todavía: ven.

Juanjo Ibáñez

A PRIMERA VISTA
Verse y amarse locamente fue una sola cosa. Ella tenía los colmillos largos y afilados. Él tenía la piel blanda y suave: estaban hechos el uno para el otro. 
Poli Délano

SON SUEÑOS
El "coco" cada noche venía a visitarme, a cantarme y darme las buenas noches. Después se iba. Una noche no se presentó y extrañamente me asusté...
Maribel Lara Medina
Primer premio del II Concurso de Microrrelatos IES Jándula