lunes, 26 de octubre de 2015

Pequeños MIEDOS





LA CASA HECHIZADA

-¿Está hechizada? -pregunté.
El posadero me miró, sacudió la cabeza y respondió:
-Yo no digo nada.
-¿Entonces lo está?
-¡Bueno!... Yo no dormiría en ella -me espetó el posadero en un arranque de franqueza que tenía la apariencia de la desesperación.
-¿Y por qué no?
-Si me gustara que sonaran todas las campanas de la casa sin que nadie las tocara; y que golpearan todas la puertas de la casa sin que nadie llamara en ellas; y escuchar todo tipo de pasos sin que ningún pie la recorriera; pues bien, entonces sí dormiría en esa casa -explicó el posadero.

Charles Dickens


UNA Y MIL VECES (Escoge el final)

Me ha ocurrido -lo sabes- desde siempre. Vuelvo una y mil veces sobre mis pasos para comprobar que he cerrado el coche. Abro una y otra vez la puerta de casa para cerciorarme de que dejo las luces apagadas; me echo la mano al bolsillo casi compulsivamente para asegurarme de que ahí siguen la cartera, las llaves...

Comprende entonces que te abandone en mitad de la noche, en medio de un -son, amor, tan reales- beso, de una caricia; que te deje, tesoro, desconcertada, abrazando el aire y cruce la ciudad hasta aquí para que una lápida me confirme una y mil veces

1. que estoy muerto.
2. que estás muerta.

Aster Navas

EL POZO

Mi hermano Alberto cayó al pozo cuando tenía cinco años.
Fue una de esas tragedias familiares que sólo alivian el tiempo y la circunstancia de la familia numerosa.
Veinte años después mi hermano Eloy sacaba agua un día de aquel pozo al que nadie jamás había vuelto a asomarse.
En el caldero descubrió una pequeña botella con un papel en el interior.
"Este es un mundo como otro cualquiera", decía el mensaje.

Luis Mateo Díez


Una mujer está sentada sola en su casa. Sabe que no hay nadie más en el mundo: todos los otros seres han muerto. Golpean a la puerta. 

Thomas Bailey Aldrich 


LA ÚLTIMA CENA

El conde me ha invitado a su castillo. Naturalmente yo llevaré la bebida.

Ángel García Galiano

PEQUEÑOS CUERPOS

Los niños entraron a la casa y destrozaron las jaulas. La mujer encontró los cuerpos muertos y enloqueció. Los pájaros no regresaron.
Triunfo Arciniegas

DESPUÉS DE LA GUERRA
El último ser humano vivo lanzó la última paletada de tierra sobre el último muerto. En ese instante mismo supo que era inmortal, porque la muerte sólo existe en la mirada del otro.
Alejandro Jodorowski

FANTASMA TRADICIONAL
En mitad de la noche, la sábana se despertó y salió a trabajar.
Eugenio Mandrini

DESINENCIA
Cuando estaba escribiendo el cuento más breve de su vida, la muerte escribió otro más breve todavía: ven.

Juanjo Ibáñez

A PRIMERA VISTA
Verse y amarse locamente fue una sola cosa. Ella tenía los colmillos largos y afilados. Él tenía la piel blanda y suave: estaban hechos el uno para el otro. 
Poli Délano

SON SUEÑOS
El "coco" cada noche venía a visitarme, a cantarme y darme las buenas noches. Después se iba. Una noche no se presentó y extrañamente me asusté...
Maribel Lara Medina
Primer premio del II Concurso de Microrrelatos IES Jándula


122 comentarios:

Club de Lectura Jándula dijo...

"Pequeños miedos" para una noche de difuntos.

Contadnos los vuestros...

Elena y María Sigüenza y Marta Rodríguez Hidalgo dijo...

PAISAJE NOCTURNO.

Sale cada noche. Al amanecer desaparece.

Francisco José Benítez Moriana. dijo...

Cuando lo vio entrar por la puerta con un hacha, supo que su final estaba cerca. Lo había encontrado.

Francisco José Benítez Moriana. dijo...

Estar delante del principio oyendo pasos, notando una respiración en la nunca y sintiendo como le empujan hacia el vacío.

Francisco José Benítez Moriana. dijo...

Verse delante del espejo con la cara ensangrentada sin saber que ha ocurrido mientras oigo alaridos desde la habitación de al lado.

Miriam Pérez dijo...

Entre todos sus miedos. La muerte era lo único que no le asustaba.

Miriam dijo...

Alguién asesino a la madre de Fernanda y la noche de Hallowen una carta aparecía en su buzón que decía: el asesino siempre vuelve al lugar del crimen.

Miriam Pérez dijo...

El abuelo de Juan hacia un año que se había marchado. Todas las noches alguien se senaba a mirarlo como dormia. Su espíritu seguía con él.

Marina Mart dijo...

Mi muerte fue lenta y agobiante, duró exactamente 99 años, 23 días y 9 segundos

Marina Mart dijo...

Pasé un precioso día con mi familia en el campo pero me dijeron que pronto se acabaría, la luz se fue y no podía ver nada ¿seria así el resto de mi vida?, ¿Qué hicimos para enfadarlo y que nos abandonara?
Después de una gran oscuridad por el este él, la gran luz, volvió.

Marina Mart dijo...

Me levante y volví a coger aire. Me dispuse a irme y al darme la vuelta me encontré tirada en el suelo con la mirada perdida.

Víctor Mena dijo...

Lo único que me consuela de este "nuevo mundo" es hacer sentir a las personas en sus tiernas noches una pequeña parte del miedo que me reconcome por dentro desde mi trágico día.

Víctor Mena dijo...

-¡Qué alegría!¡Pensé que nunca te volvería a ver!
- Ahora estás en mi mundo...

Víctor Mena dijo...

-¿Por qué estás tan asustado?
-¡No me volváis a pegar esos sustos! Este cementerio da mucho miedo...
- Si nosotros no hemos hecho nada, es más, no nos hemos movido de aquí desde que te fuiste.
-¿Cómo?

Víctor Mena dijo...

-¡Mira la gente como baila!¿Te acuerdas cómo bailábamos nosotros?
- Sí,¡Qué tiempos aquellos!
-¿Me querrías conceder entonces este baile?
- Pero nadie nos podrá ver lo bien que bailamos.
- No importa, lo único importante para mí eres tú, lo demás, me da igual.

José Domingo Luque Lara dijo...

Quisiera volver a verte,en ese momento cierro los ojos y al abrirlos veo que estas a mi lado,entonces comprendo que he muerto

José Domingo Luque Lara dijo...

Paseando por la calle vi a unos niños jugar,me quede mirando unos minutos y al regresar a mi casa y mirar viejas fotos de mi infancia encontré una foto idéntica a los niños que jugaban.
Entonces me di cuenta de .....

José Domingo Luque Lara dijo...

Nunca pensé que ese lugar pudiera existir.Pero ahora me doy cuenta de que tengo la sensación
de nunca haber salido de allí.

Javier Moreno Ortega. dijo...

Él como todos los días se levantó y fue al cuarto de su hermano para despertarlo, pero cuando abrió la puerta no podía creer lo que veía, las paredes ensangrentadas, la ventana cerrada pero con los cristales rotos y el cuerpo de su hermano en el suelo, con la tez blanca, sin vida...

Javier Moreno Ortega. dijo...

Tirados en el suelo le replicaba por qué, le preguntaba por qué y en sus últimos segundos de vida le contestó que no era la primera ni la última ya que disfrutaba matando a las madres mientras hacía mirar a sus hijas.

Javier Moreno Ortega. dijo...

A media noche escuchó un ruido y bajó. En las manos llevaba una linterna porque el viento había hecho que la luz se fuera. Desde las escaleras vio una silueta que se sentaba en el sofá y se acercó. Se atrevió a ponerle la mano sobre el hombro y cuando lo tocó la misteriosa silueta se desvaneció y con ella su vida.

María Ruz Rodríguez dijo...

DESCONOCIDOS
-Da miedo ¿verdad?
-¿el qué?
-volver a mirarle
-¿a mirarle?
-si, como si nada de esto hubiera pasado, como si no existiésemos, como si fuésemos dos desconocimos en otro mundo, y qué mundo...

María Ruz Rodríguez dijo...

Maldita herida
la herida no deja de sangrar si tu no vienes y me ayudas.
Eres cura, eres salvación,
eres mi cura, mi salvación.
Me dí cuenta tarde,
sé que no me salvarás,
Sé que moriré,
prefiero la muerte a estar sin ti.

María Ruz Rodríguez dijo...

Ni trucos ni tratos.
Truco o trato, me preguntó aquel niño esa noche, me quedé pensando que daba más miedo, si el truco o el trato, y reflexioné, no quiero ni trucos ni tratos, quiero magia.

Miguel León Martínez dijo...

Un día como otro cualquiera me disponía a entrar a una casa abandonada a las afueras de la ciudad, al entrar me saludó un cuchillo afilado que se clavó en mi corazón, no pude darle respuesta.

Miguel León Martínez dijo...

Pepito era un chico feliz al cual le gustaba jugar con su hermana a las muñecas, se pasaban horas y horas sin aburrirse, hasta que un día una de sus muñecas le jugó una mala pasada a Pepito y el chico desapareció misteriosamente para siempre.

Miguel León Martínez dijo...

Sin saberlo llegué a un lugar oscuro y sin salida, estaba confuso le pregunté a un hombre con mala cara, me dijo que los que llegan aquí ya no pueden salir y que solo se puede entrar por invitación, lo que no se es quien me invitó...

Cristina García Armenteros dijo...

ESPERA...
Una sombra desde la oscuridad se acercaba a mi, empezaba ha acercarse a la luz cuando me doy cuenta que no caminaba, levitaba en el aire, espera.. ¿Y sus pupilas y su boca? Parpadeo un par de veces e intento visualizar la imagen pero.. ¿Donde esta?

Cristina García Armenteros dijo...

Noche tras noche, día tras día, y me doy cuenta, que no me siento viva, que me falta mi ser mi alma, y ahora entiendo eso de vender el alma al diablo, ilusa de mi, que creía que solo era un cuanto de niños, ahora que hago, no me siento capaz de sentir, de respirar, de ser yo misma, ahora se que soy.

Cristina García Armenteros dijo...

La tormenta no se calma, la casa me parece enorme en mi cabeza escucho ruidos, mi perro, esta asustado en mi regazo, y yo sigo sin abrir los ojos, por miedo a ver la realidad.

Adrián Jiménez Valero dijo...

Caminaba solo por aquellas calles desiertas y oscuras, y de repente se sentían pasos.
Miré hacía atrás y...

Adrián Jiménez Valero dijo...

Estaba durmiendo y debajo de mi cama, se sentía un profundo respiro del que nunca supe jamás.

Adrián Jiménez Valero dijo...

Aquella noche de tormentas, antes de acostarme, me miré en el espejo y la muerte se reflejó.
En sus ojos había reflejos de victoria.

Chema Peralta dijo...

-Historia real-
A veces me siento encerrado , con gente a mi alrededor o no , siento que todo el mundo esta viviendo una fantasía individual que se aleja mucho de la real, esa que hoy vivimos todos por mas que nos engañemos , esa que reprime el lado de nosotros que tememos enseñar , esa que se desvanece poco a poco tras un lavado social . Cada dia me pregunto a mi mismo: ¿Por qué nos enfadamos cuando nos engañan , si no paramos de engañarnos a nosotros mismos?

Elena Gutiérrez Morata dijo...

Estoy en mi cama, casi dormida, de pronto oigo cómo alguien enciende la luz del pasillo y veo su sombra en la puerta entreabierta.
Vivo sola.

Chema Peralta dijo...

Un día normal , me levanto , desayuno , me visto , voy a trabajar y vuelvo a casa , como otro día cualquiera , solo

Chema Peralta dijo...

Miedo
Pongo las noticias , un accidente sucedió , tragedia , millones de muertos se ven en televisión mientras comes y tu reacción es , ninguna.

Elena Gutiérrez Morata dijo...

Se cuenta que antiguamente que en los cementerios, al exhumar un cadáver, no era tan extraño encontrar en el interior de la tapadera del ataúd las uñas clavadas de la persona que yacía dentro.

Elena Gutiérrez Morata dijo...

No siempre es buena idea encender la luz cuando tienes miedo, tal vez veas algo que antes no estaba ahí.

Francisco Canalejo dijo...

Y harto de buscarte siempre a oscuras
y de volverme en puro hielo
tiré toda mi vida a la basura,
y ni las ratas se la comieron.

Francisco Canalejo dijo...

La calma perdí y en un mal sueño a mi enemigo encontré ,luego todo acabó.

María Rivilla Garzón dijo...

La niña cayó a un pozo sin salida, a los dos días apareció en su casa.

Jaime Baltanas Garcia dijo...

Cuando todo el mundo vive, los seres inertes viven eternamente

Nuria Duque y Maria Isabel González dijo...

LA SOMBRA.
-¿Hola? dijo una voz temblorosa.
-¿Hay alguien ahí? -volvió a decir la voz temblorosa.
En ese momento escuchó unos pasos por su alrededor, sintió una brisa por su cuello, frío y tembloroso, en ese momento se giró y pudo ver a un hermoso gato negro.

Jaime Baltanas Garcia dijo...

las 12 de la noche suena el movil lo cojo alguien respira temerosamente pero no me contesta

antonio ureña dijo...

Era una noche tenebrosa, la mujer salio a la calle y no vio su sombra reflejada por la luz de las farolas. Solo la vio al final del camino...

Virginia Expósito, Andrea García, Cristina Guerrero y Rocío García dijo...

Cuando lo nuevo mata

La muerte no era mi mayor miedo, sino el conocer lo desconocido.

Virginia Expósito, Andrea García, Cristina Guerrero y Rocío García dijo...

La muerte se acerca

Le temía a mi sombra hasta que no se propagó más. Entonces la muerte me invadió.

antonio ureña dijo...

Solo se oían ladridos en la calle, de que yo salí a la calle se hizo el silencio.

Virginia Expósito, Andrea García, Cristina Guerrero y Rocío García dijo...

Colores

El negro invadió mi habitación. Fue al despertar cuando todo se volvió rojo.

Natalia de la fuente dijo...

GOTA A GOTA

¡Mírala! Qué guapa está Maria. Siento pena por ella pues piensa que estoy enamorado. Lástima que los vampiros no tengamos ese don. Lleva puesto un vestido blanco muy elegante y yo me preguntó ¿para qué? Si total se lo voy a manchar.

Natalia de la fuente dijo...

IMPACIENTE
¡Ya viene , ya! Siento el frío, más tiempo.
-Llaman a la puerta.
¡Oh amiga mía , nos has podido esperar!


Natalia de la fuente dijo...

MÁS DE LAS 12

Lo último que ví , fue mi reloj marcando las 12. Después, una mano deforme ahogó mis gritos.

Virginia Expósito, Andrea García, Cristina Guerrero y Rocío García dijo...

PEDACITOS DE CRISTAL

Al creer que sólo existía yo, el espejo me demostró lo contrario.

antonio ureña dijo...

Me sentí observado en la oscuridad de la noche, solo por un momento, un niño me acompaño en la noche...

Natalia de la fuente dijo...

ELLA

Ella quiere que vaya con ella. Ella quiere jugar. No me deja tranquila , no me deja respirar, ¿Me quiere matar?

Cristina Muñoz García dijo...

Principios de amor
Ella lo quería con toda su alma, en cambio el sólo la adoraba. Con el paso del tiempo fue al revés, ella se desenamoró y el se enamoró de ella hasta de la forma de matar.

Cristina Muñoz García y María Amparo Fernández dijo...

No regresaron.
Ellos se fueron volando. Con el ala rota cayeron despacio.

María Amparo Fernández dijo...

Simplemente.
Se conocieron como simple desconocidos. Murieron cómo dos locos enamorados.

María Amparo Fernández dijo...

No estoy.
Llaman a la puerta a media noche. La niña de la casa se despierta. Abre la puerta... Desaparece.

María Amparo Fernández dijo...

Mensaje
"No temas. Tarde o temprano, aquí o en el más allá, ninguno nos libraremos"

María José Peña y María Amparo Fernández dijo...

Última noche
Se quedó mirando la lámpara toda la noche, sabiendo que jamás volvería a ver la luz.

Cristina Muñoz García dijo...

Como Romeo
Una pareja quería casarse pero por problemas pesados, generación tras generación era imposible... Al final se cansaron de esperar y murieron desolados.

Cristina Muñoz García dijo...

El miedo.
Lauren tenia miedo de la oscuridad. Su hermano decía que el miedo no existía y cuando Lauren fue más mayor se dió cuenta de la realidad. Todo es paasajero

Nuria Duque y Maria Isabel González dijo...

El recibo.
Mi madre y su mania de apagar la luz.
¿Pórque quiere que la apague?
Mi padre dice que sigue teniendo miedo a fin de mes.

Nuria Duque y Maria Isabel González dijo...

El descuido.
La cena de Navidad se complicó. No era igual. Algo faltaba.
El pavo no estaba relleno y el árbol estaba triste.

Nuria Duque y Maria Isabel González dijo...

El mar.
Un día de playa espléndido, una pareja pasa un dia romántico.
El mar se lo llevó.

Nuria Duque y Maria Isabel González dijo...

Agua.
Un día caluroso de verano la piscina estaba vacía.
Sólo navegaban en internet.

Virginia Expósito, Andrea Garcia, Cristina Guerrero y Rocío García dijo...

EL SACO

No creía en él... ¡La tela me afixia! Era demasiado tarde.

Virginia Expósito, Andrea Garcia, Cristina Guerrero y Rocío García dijo...

MI VIAJE

Todos mis días eran un tren. Hasta que lo perdí.

Virginia Expósito, Andrea Garcia, Cristina Guerrero y Rocío García dijo...

HAMBRE

El perro era mi mejor amigo hasta que de mí solo quedaban huesos.

Virginia Expósito, Andrea Garcia, Cristina Guerrero y Rocío García dijo...

TODO LLEGA

Mi vida fluía ladera abajo hasta que con el mar me encontré.

Virginia Expósito, Andrea Garcia, Cristina Guerrero y Rocío García dijo...

EL INSTITUTO

Aquello parecía una cárcel. En vez de reclusos había estudiantes.

Cristina Munuera y Noelia Sampedro dijo...

ACOMPAÑADO

¿Estaba solo en aquel hotel?

Cristina Munuera y Noelia Sampedro dijo...

GEMELAS

No llores pequeña. Cierra los ojos y los veras.

Cristina Munuera y Noelia Sampedro dijo...

SORPRESA

Un día oscuro y siniestro, salí a la calle y no todo era negro. Estaba allí, esperándome.

Cristina Munuera y Noelia Sampedro dijo...

CUERVO

Ojos oscuros como sus plumas me llevaron al paraíso de la muerte.

Elena y María Sigüenza y Marta Rodríguez Hidalgo dijo...

AHÍ FUERA.

Está todo oscuro. Hace frío. Levanto la tapa. Entra tierra.

Elena y María Sigüenza y Marta Rodríguez Hidalgo dijo...

INVISIBLE.

Golpean la puerta. Abre. Todos habían desaparecido.

Anónimo dijo...

LA TERRAZA
Y como un día cualquiera me asomé y comtemplé como esa sombra se movió y comprendi.que la leyenda era cierta.

Anónimo dijo...

EL BARCO
Sola en el camarote, sentí que llegaría, después de 100 años, Ricardo regresó.para llevarme con él

Anónimo dijo...

LA CUEVA
Ese oscuro hueco me absorvió, y ya no volví a ver la luz del día nunca más.

Adrian Amaro dijo...

Me encontraba solo en un aula vacía.Entonces llegó el profesor y dijo que aun así hariamos el exámen..

Adrian Amaro dijo...

Y entonces mi madre me dijo que me terminara las lentejas..

Adrian Amaro dijo...

Estabamos comiendo tranquilos y derepente vimos la cuenta..

Adrian Amaro dijo...

Dormía tranquilo hasta que sentía una horrible sensación en mi cuerpo, era lunes.

Adrian Amaro dijo...

Reinaba el silencio probocado por un hombre sin corazón,solo se oyó un murmullo que decía ¿Para cuando la recuperación?.

Carlos Rodríguez Gutiérrez. dijo...



Todas las noches, cuando llega la madrugada, escucho jadeos en el techo de mi habitación.

Carlos Rodríguez Gutiérrez. dijo...


Cada vez que estoy solo, oigo ruidos en mi casa, los ladridos de mi perra me alertan de ello, pero por más que miro nunca hay nada.

Adrian Amaro dijo...

Llevaba tiempo esperandolo pero aún más temiendolo, y ahora camino por las calles con un cuerpo sin alma, habia llegado seleptividad.

Carlos Rodríguez Gutiérrez. dijo...


Me desperté de golpe, me encontraba preso, no podía moverme. Las sábanas me atrapaban y vi alguien encima mía, por el techo, pegó un grito y se fue.

Rocío Rodríguez Gascón dijo...

Y pensé que la había encontrado, pero mas bien ella me encontró a mi.

Rocío Rodríguez Gascón dijo...

Lo que asusta, te acostumbra.

lola girón dijo...

Me miro al espejo , no veo mi reflejo

Lola Giròn dijo...

Me miro al espejo , no veo mi reflejo

Rocío Rodríguez Gascón dijo...

Despierto. Dos miradas. Unos solos ojos.

Miriam Ramírez Soto dijo...

La súplica.
Paseábamos por la calle Maestras, a pocos metros del Palacio de Don Gome, escuchamos el sonar de una campanilla. Al acercarnos, un lamento que repetía: ¡La llave!, ¡La llave!...
Suplicó angustioso "Que no la tenga Don Gome". Un frío penetrante,desapareció. En el silencio, un frágil sonido, observamos y cayó al suelo una vieja y oxidada llave.

Lili González dijo...

Sigo con esa rara sensación de que alguien me observa desde dentro del armario.

Rocío Rodríguez Gascón dijo...

Todo queda oscuro. El miedo corre en mi. Salgo de la habitación. Veo a mi madre subiendo los plomos de la luz.

Ana Delgado dijo...

Créeme. No es la oscuridad de la noche lo que me aterra, sino el momento del silencio.

Adrián Sarrión Soto dijo...

Me despierto en la noche solo y veo una sombra que me saluda.....

Ángela Muñoz Zafra dijo...

Venía todas las noches a visitarme. Esa noche también lo hizo, pero no como siempre. Le faltaba algo, su sábana blanca.

Adrián Sarrión Soto dijo...

Estoy solo en el callejón
¡Cuidado! Escucho suavemente
Vuelvo la cabeza
No hay nadie

María Rubio Garrido dijo...

Intenté con todas mis fuerzas que la puerta se abriera. Me día cuenta tarde y enterrado ya estaba.

Ángel Martínez Amaro dijo...

una noche como cualquiera en aquella casa,todos salen de campo...¿a trabajar?

Ángel Martínez Amaro dijo...

Me despierto. La veo detrás de la puerta,sonriete. Como en aquel ataud

María Villegas García dijo...

Aquella noche hacía fío, pero eso no era lo que provocaba mis escalofríos, era la sombra y los ojillos que se escondían debajo de mi cama, pidiendo que los abrigara.

Pilar García Villar dijo...

Salgo de mi habitacion, me dirijo hacia las escaleras y al final de ellas, veo a esa persona que me visitaba.

Pilar García Villar dijo...

Escucho sus pasos por toda la casa, sonidos cercanos, lejanos... pero no veo a nadie.

Pilar García Villar dijo...

Bajo al sótano, enciendo la luz, pero ésta parece estar fundida. Subo rápido y pruebo a encender otra luz, pero tampoco funciona, no hay luz. De repente alguien toca mi hombro.

María Villegas García dijo...

Aquella noche hacía frío, pero eso no era lo que provocaba mis escalofríos, era la sombra y los ojillos que se escondían debajo de mi cama pidiendo que los abrigara.

Patricia López Ferro dijo...

Tocó mi hombro, me giré pero no había nadie. Lo que sí había es mucha sangre.

Patricia López Ferro dijo...

Escuché la voz de una niña chica, me acerqué y no había nada, abrí el armario y encuentro una muñeca desconocida que jamás había visto. Me asusté y la tiré al contenedor. A la mañana siguiente me encontré a la muñeca de nuevo en el armario.

Patricia López Ferro dijo...

Todas las noches a partid de las 00:00 escucho siempre tres golpes en mi pared.

Patricia López Ferro dijo...

Todas las noches a partir de las 00:00. Escucho siempre tres golpes en mi pared.

Raquel Boukrouna dijo...

En la noches mientras dormía sentía que estaba en el infierno, cuando me desperté me di cuenta de que solo me había dejado puesta la estufa

Raquel Boukrouna dijo...

En la noche mientras dormía sentía que estaba en el infierno, cuando me desperté me di cuenta de que solo me había dejado puesta la estufa

Angel Jurado Cuevas dijo...

Salgo de mi despacho, cuando vuelvo ha una nota que dice ``ya estoy aquí´´. Sólo recuerdo eso

Carmen Torres García dijo...

me despierto y siento una mano en mi cara, aparece una cegadora luz y de repente todo se apaga

Isabel María Verdejo dijo...

Tenía un amigo, se llamaba cero. A él le gustaba mucho jugar con los niños de mi cole pero a ellos no. Decían que estaba loco.

Ismael Burrueco Rodríguez dijo...


Estaba en un descampado, había unas sombras, mire para atrás y luego hacía delante, ya no había nada.

Miriam Ramírez Soto dijo...


¿Violeta? ¿Qué es? ¿Un nombre de chica? ¿Una flor? ¿Un color?

Me sentía sola, alrededor de tantas como yo, éramos iguales pero yo me sentía diferente a las demás, me daba cuenta de que poco a poco se iban alejando de mí, se iban con otras personas, pero a mí nadie me llevaba fuera, siempre estaba en el mismo lugar.
Todos los días era la misma rutina, me asomaba y veía a todo el mundo jugar y sonreír, mientras yo sólo podía mirar, siempre sentada en el mismo lugar hasta que caía la noche y frío volvía a pasar.
Cuando llegaba el invierno, cada vez iba quedándome más sola y sin ver a nadie, sin compañía, siempre intentaba hablar de lo que me gustaba la primavera, venía gente nueva, y otras se iban, pero siempre quedaba yo, hasta que un día todo cambió. Él me miró, sonrió y entre sus manos me cogió, y me dio a aquella hermosa chica, me colocaron en un precioso rincón donde todos me podían ver, ahora sí me sentía feliz y nunca volvería a sentirme sola.