martes, 29 de octubre de 2013

GRANDES miedos



No espero ni pido que alguien crea en el extraño aunque simple relato que me dispongo a escribir. Loco estaría si lo esperara, cuando mis sentidos rechazan su propia evidencia. Pero no estoy loco y sé muy bien que esto no es un sueño. Mañana voy a morir y quisiera aliviar hoy mi alma.

El gato negro
  

Una triste medianoche, abatido, meditaba
sobre un libro muy curioso, de antigua ciencia olvidada.
Cuando el sueño me vencía, de pronto oí la cadencia
de unos golpes que alguien daba con mucho tiento en mi puerta.
Es -me dije- un visitante que llama desde el portal.
Sólo es eso y nada más.

 El cuervo




¡Es cierto! Siempre he sido nervioso, muy nervioso, terriblemente nervioso. ¿Pero por qué afirman ustedes que estoy loco? La enfermedad había agudizado mis sentidos, en vez de destruirlos o embotarlos. Y mi oído era el más agudo de todos. Oía todo lo que puede oírse en la tierra y en el cielo. Muchas cosas oí en el infierno. ¿Cómo puedo estar loco, entonces? Escuchen... y observen con cuánta cordura, con cuánta tranquilidad les cuento mi historia.

El corazón delator  





martes, 7 de mayo de 2013

Mi palabra favorita



ARREBAÑAR

(Rebañar. Del lat. *rapineāre, de rapināre, quitar)
1. tr. Juntar y recoger algo sin dejar nada.
2. tr. Recoger de un plato o vasija, para comerlos, los residuos de algo hasta apurarlo.




GAMUSINO

1. m. Animal imaginario, cuyo nombre se usa para dar bromas a los cazadores novatos.





CACHIVACHE

1. m. despect. Vasija, utensilio, trebejo. U. m. en pl.
2. m. despect. Cosa rota o arrinconada por inútil. U. m. en pl.
3. m. coloq. Hombre ridículo, embustero e inútil.





SUEÑO

(Del lat. somnus)
1. m. Acto de dormir.
2. m. Acto de representarse en la fantasía de alguien, mientras duerme, sucesos o imágenes.
3. m. Estos mismos sucesos o imágenes que se representan.
4. m. Gana de dormir.
5. m. Cierto baile licencioso del siglo XVIII.
6. m. Cosa que carece de realidad o fundamento, y, en especial, proyecto, deseo, esperanza sin probabilidad de realizarse.

martes, 16 de abril de 2013

El búho, sus ojos y la noche negra

Dos

¡Qué grande es el mundo cuando lo ves desde abajo!  
Búho, sólo sabes mirar con esos ojos. Espías amarillos que dan luz como dos farolas, delatores entre la oscuridad de esta noche. Dos lunas amarillas que señalan entre las hojas del álamo blanco. 
El búho, sus ojos y la noche negra. 
Nadie podría saber de mí, excepto tú, búho. El único que me reconoce y me observa pasar como pasa el tiempo. Rompes dulcemente el silencio con tu ulular entrecortado y cálido. Atravieso la fría noche, que convierte mi respiración en una nube blancuzca, casi sólida, de vapor. Procuro inspirar mi propio vaho, pero es imposible. El calor de este mínimo cuerpo se pierde entre todo ese frío. 
Tu ulular, otra vez.  



Sumando baldosas, bajo a la carretera. Vuelvo a subir el bordillo y arrastro suavemente el costado por la áspera pared. 
¡Oigo algo! No es la noche, ni el búho. ¡Son personas!...



Isabel Rivero Garzón
IV Concurso de Relato Corto IES Jándula
I Premio Bachillerato
Ilustración de Jessica Higuera Garrote


martes, 2 de abril de 2013

Clásicos en la batidora




"Es una verdad mundialmente reconocida que un hombre soltero, poseedor de una gran fortuna, necesita una esposa." 

Jane Austen,


  





¿MR. DARCY O EDWARD?



¿O LOS DOS?


LA AUTORA TAMBIÉN


POR SI ERAN POCOS...

 

    


MÁS DE LO MISMO



TAMPOCO SE LIBRAN



MADE IN SPAIN


viernes, 8 de marzo de 2013

Que la vida te trate dignamente


Mujeres

Mañana de suburbio
y el autobús se acerca a la parada.

Hace frío en la calle, suavemente,
casi de despertar en primavera,
de ciudad que no ha entrado
todavía en calor.
Desde mi asiento veo a las mujeres,
con los ojos de sueño y la ropa sin brillo,
en busca de su horario de trabajo.

Suben y van dejando al descubierto,
en los cristales de la marquesina,
un anuncio de cuerpos escogidos
y de ropa interior.
Las muchachas nos miran a los ojos
desde el reino perfecto de su fotografía,
sin horarios, sin prisa,
obscenas como un sueño bronceado.

Yo me bajo en la próxima, murmuras.
Me conmueve el recuerdo
de tu piel blanca y triste
y la hermandad humilde de tu noche,
la mano que dejaste
olvidada en mi mano,
al venir de la ducha,
hace sólo un momento,
mientras yo me negaba a levantarme.

Que tengas un buen día,
que la suerte te busque
en tu casa pequeña y ordenada,
que la vida te trate dignamente.


Luis García Montero


8 de marzo, Día de la Mujer

lunes, 25 de febrero de 2013

Esa niña de ojos verdes


"Verde es la vestidura de nuestras sierras y campiñas


Y el verde.
LLama de amor y síntesis -¡ay azul y amarillo!-.
Y se abrían las hojas
de aquel árbol, llegando casi a un cielo perdido.
Recientes primaveras, entre un bosque de brazos
tendidos a una altura.

Verde.
Toda la gracia única de la tierra en tu nombre.

Elena Martín Vivaldi



prendida por los broches de las campesinas habitaciones blancas;

Desde mi ventana,
¡campo de Baeza,
a la luna clara!

¡Montes de Cazorla,
Aznaitín y Mágina!

¡De luna y de piedra
también los cachorros
de Sierra Morena!

Antonio Machado


limoneros en flor son los árboles preferidos de los andaluces

El encanto de aquella tierra llana,
Extendida como una mano abierta,
Adonde el limonero encima de la fuente
Suspendía su fruto entre el ramaje.

Luis Cernuda


y blancas son nuestras villas y antiguas ciudades de blancos caseríos con verdes rejerías orladas de jazmines. 



Y yo me iré. Y se quedarán los pájaros
cantando;
y se quedará mi huerto, con su verde árbol,
y con su pozo blanco.

Todas la tardes, el cielo será azul y plácido;
y tocarán, como esta tarde están tocando,
las campanas del campanario.

Juan Ramón Jiménez


Pura y blanca como un niño, es la Andalucía renaciente que en nuestro regazo se calienta”

Blas Infante


El Sur que crece con su Támesis
de agua y aceite, con su cántaro
de brasas en la campiña que se estira.

Tierra que acoge el nombre de la nieve
y el impulso del fuego,
el estampido del trueno y el grito de las gaviotas.

Francisco Morales Lomas