lunes, 9 de enero de 2012

V Concurso de Relato Corto IES Jándula




"Me dijo que sabía más por mi mirada que por mi nombre"


91 comentarios:

Club de Lectura Jándula dijo...

El Departamento de Lengua y el Plan de Lectura y Biblioteca del IES Jándula convocan el V Concurso de Relato Corto, que se ajustará a las siguientes

BASES

1.- Podrán participar todos los alumnos de nuestro centro.

2.- Se establecen tres categorías para la participación: primer ciclo de ESO, segundo ciclo de ESO y bachillerato.

3.- Los relatos deberán ser inéditos y no podrán haber sido premiados en ningún otro concurso.

4.- El tema de los relatos será libre.

5.- La extensión de los relatos no podrá exceder de cuatro folios DIN A-4, escritos por una sola cara, a un espacio y medio, con un tipo de letra Arial (12) o equivalente.

6.- Los relatos deberán presentarse firmados con un seudónimo en un sobre cerrado, dentro del que se introducirá un sobre más pequeño, también cerrado, en el que aparecerá el nombre del autor y el curso.

7.- Los relatos se entregarán a los profesores de Lengua en un plazo que terminará el día 15 de febrero de 2012.

8.- El jurado se reserva el derecho de interpretar cualquier caso no previsto en estas bases, siempre en beneficio del certamen, y su fallo será inapelable.

9.- A estimación del jurado, cualquiera de los premios podría quedar desierto o ser dividido entre más de un ganador.

10.- La entrega de premios se realizará en un acto cuya fecha se comunicará más adelante.

11.- Los relatos presentados quedarán en poder del centro. Con los ganadores se hará una publicación que se presentará en el fallo del certamen del año siguiente.

12.- La participación en este concurso supone la plena aceptación de sus bases.

Manuel Amaro dijo...

Muy bueno el cartel. Suerte a todos los participantes... ¿seguro que yo no puedo presentarme?

David Triguero Martinez dijo...

En este cartel podemos ver una mujer tapada con un pañuelo rojo que para mi representa miedo, parece que se quiere ocultar de la realidad y no asumir sus problemas.
También me da la impresión de que esta mujer tiene algún pasado malo,y quiere ocultarse,resguardarse, hace como si fuese un caparazón para no ser vista y poder seguir con su vida.

ana belen martinez dijo...

ESTÁ AMBIENTADO EN UNA SERIE DE ANIME LLAMADA NARUTO , QUE A LO MEJOR NO LE ENCONTRÁIS MUCHO PARECIDO , PERO ES UNA ESPECIE DE ONE-SHOT


Camina por la calle intentando no caer en los oscuros recuerdos que la misma le traía. Allí había crecido junto con sus dos mejores amigos , en esa vieja aldea de la Hoja y ahora , tras años de huir de su incansable amigo y de intentar vivir con el desplante que a su amiga le hizo , tras intentar asesinarlos a ambos con tal de conseguir su tan ansiada venganza , ahora le acudía la nostalgia.
En esa misma calle , enfrente del Icharaku ramen y dos casas mas allá del hostal , recordó las tantas peleas por el pago de la cuenta del pequeño restaurante con Naruto y la cara de angustia de Sakura al encontrarle contra la pared tras la última aparición de Itachi en la aldea.
Y ahí oculto con su capa , tan roja como la sangre de todos aquellos a los que mató hasta conseguir su objetivo , no pudo más que asomarse al pequeño restaurante móvil . En el taburete más cercano se encontraba la pelirrosa encaramada intentando quitar el papel de sus palillos , mientras que Naruto llevaba al menos tres cuencos de ese ramen que tanto adoraba.

Sasuke dudó ,¿que hacer? ¿ aparecer o seguir oculto?
En ese momento , la chica giró su cabeza al sentirse observada y allí , desde su posición , pudo atisbar el brillo de una capa grana y ver el brillo de unos ojos negros que tanto recordaba noche tras noche , día tras día como los de un amigo perdido en el mundo y en si mismo que se negaba a volver a la que había sido su vida.

Y mientras , el moreno oculto tras su capa , dio media vuelta y decidió volver con Taka , sonaría cobarde , pero esa ya no era su vida y no podía hacer nada más que marcharse con la esperanza de que todos ,al fin , le olvidaran.

¿¿¿Continuo???

Fran Muñoz dijo...

"Me dejó desconcertado cuando se marchó con su pañuelo rojo ondeando al viento.
La chica, puro espíritu joven y mente sabia, muy madura para su edad y estatura, marchaba tras un encuentro casual. Estaba sentada en soledad sobre la arena del desierto, en un campamento cualquiera. Sentí una atracción instantánea hacia ella y me senté a su lado. Su mirada intensa me esclavizó al instante, dejándome sin palabras. Sin intercambiar una sola frase y sin ni siquiera presentarnos, empezó a contarme grandes historias de palacios de importantes sultanes, castillos de antiguos reyes, de selvas vírgenes, de tribus con tradiciones nunca antes vistas, de caminos desiertos y de ciudades concurridas y lujosas.
Y se fue. Me dejó sentado sobre la arena templada de la noche, fascinado, sin palabras, contemplando cómo se iba aquel espíritu errante, ávido de conocer, puro y joven".

Francisco Muñoz Cardeñas, 2º Bach. D

Sergio Baltanás Moreno 2BachD dijo...

Yo lo que veo en esta portada es una mujer queriendo ocultarse por algo malo que haya hecho o haya dicho. Puede también resguardarse por tener frío o algo aunque pienso que no es por eso. Esta mujer parece que viene de un pueblo lejano como la India o algo de eso porque va con un pañuelo rojo tapada como si de algo malo se tratara. En conclusión yo pienso que esta mujer esta ocultándose de la realidad.

ElisabethPalenciano. dijo...

"Recuerdo que hace un par de veranos empecé a conocerla, empecé a saber más cosas de ella, empezó a contarme historias.
Pero hasta el día de hoy, aún me pregunto como es su mirada.
Como pestañeará, como moverá las cuencas de los ojos cuando está nerviosa, o como se le llenan de lágrimas, como se sorprende su mirada, como cierra los ojos al respirar profundamente, como se enfadan sus ojos, o como grita su mirada.
Me gustaba pensar en como sería, me gustaba imaginarla, me gustaba llamarla: Marta, Claudia, Lucía, Pamela, Laura, Sara...
Fue entonces cuando me dí cuenta.
Admiraba su vida, sus historias, sus fotografías, quería ser como ella, quería ese algo que ella tenía para mí. Me tiraba horas idealizando su perfecta naturaleza y esos ojos que hablaban.
Hasta que me dí cuenta de que no debía seguir así; descubrí que había algo en esa mirada que nunca he visto en vivo: Miedo.
No un miedo que te entra de repente por alguna situación o por algo en concreto, no, es esa clase de miedo que sabemos que está ahí del que intentamos sobrevivir, luego pensé que quizás solo podrían ser ganas de esconderse, quizás estaba cansada.
Ahí encontré mi respuesta.
Ella es, ese ella genérico que utilizamos cuando hablamos de valentía y de fuerza.
Ese ella al que nos referimos cuando hablamos de dulzura y sonrisas traviesas.
Pero sobretodo, ese ella que nos anima y nos levanta cada día y que todos/as, tenemos en mayor o menor medida.
Ese ella, eres tú.
Ella: La guerrera."

Ana Cristina Verdejo 1º Bach D dijo...

Detrás de este pañuelo rojo se oculta seguramente una hermosa cara, por los rasgos que deja ver. Sus grandes y negros ojos mirando al infinito representan miedo, un miedo que posiblemente haya sido causa de algún maltrato, quizá por parte de su pareja, o tal vez de su hijo.También veo una mirada de cansancio, cansada de vivir la misma tragedia día tras día. Le veo las ganas de huir de la realidad, de empezar de nuevo olvidando todo lo ocurrido, o tal vez solo tenga ganas de desaparecer.

Manuel Aldehuela Salas dijo...

Al parecer, se ha dado cuenta... ¿Qué puedo hacer? piensa rápido... da igual, simplemente me ha vuelto a sonreir. Me siento bastante.. descargado, no se, es como si no existiera la preocupación, el temor... en mi vida. Se está aproximando a mi, no se que hacer...
¿le digo algo? ¿la saludo? le pregunto como está? espera... ¿por qué se aleja? esta situación me recuerda haberla vivido otras veces...

TITITITI... TITITITI... TITITITI... (sonido del despertador)

Dios... no entiendo por qué sigo soñando con ella... aunque, más que sueños, parecen pesadillas... otra vez estoy sudando, y con el corazón alterado.
Si sólo la vi una vez, ¡solo una vez!, ¿por qué sin conocerla ya me hace la vida imposible...? está decidido, tengo que conocerla.

Cristina Sánchez dijo...

me viene a la mente una mujer sin nadie ,sola, desamparada, buscando un consuelo que no llega, buscando su felicidad perdida , buscando una luz en una noche oscura "tan oscura como su alma", buscando aquel amor que se fue y nunca volvió, queriendo vivir "ser feliz", suspirando por su vida y mirando alrededor de ella para encontrar una esperanza que la devuelva al mundo en el que ella vivía .Con su mirada refleja sinceridad, angustia y dolor esta pensativa pensando en todos esto años perdidos, en todo este tiempo agotado, en todos estos esfuerzos para nada "para esta sola" , rendida y triste. Pero aun se ve en su ojos un rayo de esperanza lleva la cara tapada para no mostrar su mala suerte.Se siente protegida pero en sus pupilas se refleja toda su vida ,su alma y su fortuna .Mirándola buscas un consuelo a igual que ella en ti y te traspasa su esperanza sincera como su mirada.. Su velo color rojo presenta su pasión por un nuevo amor por un nuevo sentimiento ,"que le haga olvidar todo su dolor" por su esperanza por su salvación. Vaga por la calles asiéndose ver, para recuperar su vida, para volver a nacer ¡y nacerá! por esa fuerza de su mirada aun no a nacido nadie que la pueda aplacar.

Virginia Villar 1D dijo...

No podía ser, no... Allí estaba
ella,esa chica de la cual llevaba enamorado toda una vida.Pero claro no estaba sola,estaba con ese ser,el cual golpeaba su lindo rostro todas las noches,ese lindo rostro que llevaba tapado con ese velo rojo pasión que era el mero reflejo de lo que yo sentía por ella.
La reconocí por esos hermosos ojos negros rajados, que tenía hinchados por su llanto continuo.A pesar de todo seguía siendo muy bonita,y tan misteriosa como siempre.
Pero por desgracia ese fue el ultimo día que la vi.¿Qué habrá sido de ella?De esa piel lisa, de ese pelo negro ondulado, de esos ojos profundos, y de esa boca, esa boca que me llevaba a la locura,y que en esa ultima vez que el destino quiso que nos encontrásemos no pude ver por ese velo rojo que sentenciaba su final.

Manoli Millán dijo...

Era una niña en la que todas las noches iba a casa de una señora a pedirle dinero alas 12 de la noche, cuando la señora llegaba de ir a por un pellizco de su poco dinero, la niña ya no estaba y así era todas las noches, la señora todo lo veía muy raro. Hasta que un día fue a la casa de los padres de la niña que vivían un poco más para arriba de su casa. La señora le pregunta a su padre, ¿puedo pasar? – él dijo claro señora. Dime: La señora dijo mire es que todas las noches va su hija a mi casa a las 12 de la noche a pedirme dinero, ¿Es que vosotros no le dais dinero?, él respondió: señora mi hija murió hace un mes. -¿Qué? Sí, ella murió hace un mes. Eso no puede ser.
La señora se fue a su casa y a las 12 de la noche volvió a sonar la puerta y la señora no sabía si abrir la puerta y al final fue y le dijo pasa y no te vayas. La señora le pregunto ¿Dónde vives? Ella respondió: en el cementerio. La señora dijo: ¿Pero quién eres? ¡El diablo!.

Mª Pilar Sequera 1ºESO D dijo...

MUERTE ROJA


Había una vez en un bosque una niña que se vestía de rojo siempre y con una caperuza que le tapaba casi toda la cara, pero su mirada fría y despiadada lo decía todo.

Esta niña iba todos los días a ver a su abuela supuestamente, pero en realidad iba a ver cómo entrenaba su ejército. Quería atacar a la aldea de al lado y matar a todos sus habitantes.

Cada día, uno de sus soldados le preguntaba:
-¿Por qué vas siempre de rojo?
Y ella siempre contestaba lo mismo:
- Porque es el color de la sangre.

Su locura por el rojo llegó al límite: ¡Pintó a su caballo de rojo!
Cuando pensó que era el momento de atacar hizo un plan.

Al día siguiente:
-Ya sabéis, ¡sin piedad!- dijo.
Todos se lanzaron corriendo con hachas, espadas y otras armas más.

Se dirigió a casa de su madre que no pillaba muy lejos, y con odio en su mirada le clavó un cuchillo en el cuello porque la consideraba su enemiga. Sus últimas palabras fueron:
-¿Por qué haces esto…?

Mientras un soldado se dirigió hacia ella y le dijo que había que escapar rápido, porque otro de ellos había puesto una bomba; pero fue demasiado tarde, explotó y todos murieron en el momento incluida la niña.

Francisco de Santiago dijo...

Todos los días hacía el mismo recorrido, recuerdo como andaba con paso ligero, sin detenerse nunca y a muy altas horas de la mañana en las que sólo podías observar por la calle el repartidor del correo y yo, directo a hacer mi programa de radio a primera hora de la mañana. Pensé que sería una joven hindú; nunca la había visto en otro momento que no fuera sobre la hora en la que canta el gallo. Era extraño observar en aquel pueblo de Badajoz alguien de su religión y la curiosidad no paraba de picarme un día tras otro, en mis días de trabajo.
A veces llevaba paquetes siempre envueltos, bolsas bien escondidas pero nunca quería mostrar nada, escondía algo o eso parecía y estaba claro que no quería que la viera nadie para no ser descubierta. Supongo que mi presencia la notaría, pero pensaría que no le sería ningún inconveniente en lo que estaría planeando.
Llegué a pasarme horas pensando qué haría aquella extraña muchacha. Y un día, después de mucho pensarlo, me decidí por seguirla a su destino. Pedí un día libre sin más explicaciones en la emisora de radio y me vestí con prudencia para no levantar ninguna sospecha sobre la joven, cogí una gabardina y unas botas oscuras para taparme; la oscuridad haría lo demás.
Tomé la dirección de todos los días, como si fuera al trabajo, y cuando llegué, sólo tuve que esperar unos minutos para ver a la muchacha. Iba como siempre, con su pañuelo rojo, su pelo castaño y su blanca tez. Comencé a seguirla, tuve que ir más deprisa de lo que pensaba, recorrimos todo el pueblo, pasamos callejones, puentes, plazas… Fui con mucha precaución para que la chica no me viera. Llegamos a una zona que yo no conocía, ella siguió avanzando y al fin, después del largo camino, entró a un gran edificio, era como una nave.
Para no levantar sospechas, no entré por la misma puerta que ella, sino que decidí entrar por una pequeña ventana que daba a una habitación donde vi que no había nadie. Llegué a la habitación donde la chica estaba, pero… no estaba sola. Finalmente había descubierto el plan donde ella estaba vinculada.

Cristina Pérez - 1º Bach. D dijo...

- Él le recitó a su musa:
Huye, corre... acabarás en un rincón llorando ante el recuerdo de las palabras de este maestro del suspense, no tienes lugar en este vertiginoso ritmo... influenciado por la selección de artistas mundiales, soy un genio esquizofrénico, obseso con el placer de tumbarte y enseñarte la genialidad de mis palabras rozando tu cuerpo... no podrás resistirte ante esta seducción con clase, llora o ríe, no eres capaz de contener las miles de emociones que crean mis tormentosos lamentos o mis explosiones de alter-ego propio.... te lo repito una vez más, no tienes salida en este laberinto que idea mi campo semántico... la tinta está dominada por mí, no seré el controlador del tiempo ni del destino pero mis teorías se acercan a la cumbre de filósofos dotados de una inteligencia sobrenatural... no soy tu héroe ni tu polvo rojo, nunca seré los ríos de alcohol ni la calada de aquella musa gris, seré tu adicción, tu adrenalina en momentos de locura, la calma después de la tempestad.... mi estilo es como la miel, como el manjar del Edén... sucumbe al reino de mi mente, sentirás la calor de la pasión y el frío de la soledad... solo quiero enseñarte los miles de sentimientos que puedo crear en ti...

Ana Lorenzo Arenas 1º Bach D dijo...

Para mi esta imagen representa una historia tenebrosa, triste y apagada.
Esta historia trata de una jovencita que siempre iba vestida de negro y con un pañuelo rojo en la cabeza, su vestimenta representa lo triste que ha sido su vida.Ella vivía en un pueblecito pequeño en el que habitaba poca gente pero el cual recibía muchas visitas al cabo del día.Una tarde muy fria su madre la mandó a por agua a una fuente y en ese momento apareció un hombre al que no se le veía la cara, y le arrastró hasta montarla en el coche. Su madre muy preocupada salió a buscarla , y no dió con ella.Resumiendo lo que paso ella desapereció durante 10 años , pero aunque ella estaba secuestrada la trataban bien aun no se sabe el por que de su desaparición. Cuando pasó esos 10 años , en el mismo coche en el que se la llevaron , la llevaron de vuelta a su pueblo .Desde ese día jamás ha vuelto a salir de su casa sola y cuando salía iba con mucho miedo.

SERGIO GÁLVEZ CASTRO dijo...

Una mujer en la oscuridad sin razón y sin saber, sin recuerdos, sin conocimiento de lo existente. Todo lo que le rodea es insignificante hasta para ella, no le importa nada, todo lo ha perdido ya, su familia, sus amigos, todo gracias a una guerra.Una guerra que ha enfrentado desde antaño a dos clanes que combaten por un libro, un libro tan poderoso que podría destruir a toda la humanidad si cae en malas manos. Ella es la única de su clan, todos han sido exterminados y ella está llena de venganza.

Manuel Jesús Relaño España dijo...

La joven es una chica de origen islámico, que estaba siempre obligada a llevar un gran velo rojo y ocultar su blanca cara. Ella está cansada, y con su cara nos muestra la tristeza que sufre y nos pide ayuda porque no quiere seguir soportándolo de lo contrario terminará quitándose la vida.

Eloisa Correas Pérez 1ºBach-D dijo...

Cuando entré a la habitación todas las personas que allí estaban, me observaban, como si yo fuera algo raro, algo especial. Habría alrededor de diez personas sentadas en unos sofás blancos, estaban esperando a alguien, y yo no era aquella persona. Algunos hasta murmuraban, “No es ella” o “Ella llevaba el pañuelo azul, no rojo”. Cuando escuché aquella última frase, me acerqué a la mujer que lo dijo:
-Perdone, ¿Quién es ella, esa mujer de la que hablan?
-Se trata de la hija del rey, está huyendo del nuevo régimen, y hoy tenía que llegar aquí para refugiarse, en este nuestro humilde hogar. Todos teníamos la esperanza de que llegara hoy, pero usted no es ella, ella llevaba el velo azul.
En ese mismo instante lo comprendí todo, por eso aquel hombre me trajo hasta aquí y cambió mi velo azul por este rojo, yo era la hija del rey, pero debía ocultárselo a todas aquellas personas, podría haber algún traidor que quisiera acabar con mi vida.

Raúl Domínguez García dijo...

Las campanas ya daban las ocho, y todo el pueblo comenzaba a salir de la iglesia, con paso plomizo, para dar el último adiós a Clara.
Mientras que el blanco ataúd, puro como la inocencia de aquel fresco retoño asomaba ya por el portón, unos vagos recuerdos invadieron mi mente, recuerdos que podían resumir toda una vida en un solo instante… No podía dejar de ver el rostro de aquella hermosa criatura: sus negros ojos intimidaban mi alma, y hacían que me sintiese diminuto ante aquellos inmensos universos que me miraban con ternura divina; el blanco velo de su piel; los negros mechones de noche que emanaban de los rojos pétalos en los que se refugiaba en las noches de invierno… La dulce música de sus frescos labios susurraba en mi cabeza, como si de un canto de sirena se tratase... De repente la tristeza me asestó con un golpe de arrepentimiento, al ver en mi conciencia a aquella niña postrada en el banco de la plaza, y acurrucada en su propia soledad, como si de un pobre cachorro abandonado se tratase. El deseo de arroparla en mi hogar no fue lo suficientemente fuerte como para vencer a mi desconfianza.
Ahora, mientras que veo su fénetro cargado por los mozos del pueblo, y arropado con el rojo de su pañuelo, el dolor pellizca mi corazón con gran fuerza, y la culpabilidad cambiará mi vida para siempre…

Paqui Lara dijo...

-Vente conmigo, escapemos juntos de aquí.
- No. Yo no me iré, tú eres un asesino.
-Volveré a por ti.
-Tengo miedo abuela, ¿soy una bruja? He hablado con el lobo, lo he entendido perfectamente. Y sus ojos, sus ojos marrones oscuros se me han quedado grabados, me veía reflejada en ellos y él solo me miraba a los míos como si pudiera saber lo que pienso.
-Irte con él es dar tu vida sin nada a cambio, ni si quiera sabes quién es.
-No lo conozco pero ya lo hecho de menos.
-Es arriesgarte demasiado.
-Espero que puedas perdonarme, todo irá bien, vive el resto de tu vida tranquila sin tener temor porque el lobo está acechando cada paso que das. A quién quiere es a mí, me voy con él. Te quiero abuela.

Laura Molero Blanque dijo...

Se infiltró entre nosotros,con tanta gracia, que era difícil no enamorarse.
Las mujeres quedaban rendidas por los arcos que dibujaban sus cejas, y los hombres por el vuelo de sus pestañas.
Estaba en el mismo sitio todos los días y a todos les quitaba el sueño lo misma pregunta: ¿Cómo sería el sonido de su voz? A través de eso quizá se disiparía la duda y se acabaría el arrebato repentino de amor desenfrenado...
Todos se avalanzaron sobre el esbelto cuerpo y comenzaron a zarandearlo. Hasta que alguien a lo lejos,tuvo algo que decir:
- Ineptos, nadie ama su rostro como yo. Soy el amante del lenguaje corporal, y puedo comunicarme con su rostro. No es una mujer, ni un hombre, ni un animal...es vuestra creencia la que os hace falta para aferraros a la realidad, por eso os habeís enamorado, porque necesitaís desvariar, como majaderos, como majaderos con el corazón incandescente.

Antonio Montoro Diaz dijo...

Una tarde de verano de 1923, día de fuerte sol, las calles estaban vacías y solo se oía el ruido que hacían los cigarras en el jardín del vecino. La gente aprovechaba para ir de vacaciones, a la piscina o estar en casa lo mas fresco que podían.
Me dispuse a salir de casa, había quedado. Al salir de casa, me encontré en una esquina a una chica.Una chica con un velo que le cubría parte de la cara, y sentada en un banco. Me acerque y empecé a conversar con ella, hablaba con voz temblorosa, asustada, y con miedo a todo el que se le acercaba.
Intenté ayudarla, pero lo único que decía era "no por favor"....tras oras sentado a su lado, solo mirando sus ojos a punto de llorar pero nunca llegaban hacerlo, hablo.
Tal locura soltó aquella chica
que era casi imposible de creer. Escapo de su casa, tras estar tres años encerrada y maltratada por su marido, pero aun así, era tan grande lo que sentía por el que no quería abandonarlo.
Estuve hablando con ella hasta la noche, cuando el sol dejo de brillar se marcho a su casa, y me dijo: "prefiero vivir así a su lado, que separarme de el para siempre"

Ana Martínez de la Cruz dijo...

Me levante como cada mañana estaba más cansada que la noche anterior, me metí en la ducha y mientras el agua caía sobre mi cabeza, el recuerdo de aquel chico con el cual había pasado la noche anterior, aquel color de pelo rubio y delgada figura, que me había proporcionado calor en aquella fría noche de noviembre.
Siempre he visto que mi mayor debilidad son las hombres, poetas y artistas intentan captar la belleza que dios les dio pero siempre se quedan cortos en esas comparaciones nunca podremos reproducir lo que nos pueden decir con un solo gesto o lo que nos pueden transmitir.
Cada uno de ellos es atractivo a su manera, un gesto, una mirada, todos tienes algo que les hace atractivos y en algunos casos demasiado.
Después de vestirme y desayunar salí de aquella habitación del centro, me dirigí hacía una cafetería que solía visitar a menudo allí trabajaba un amigo, Pedro un chico de 23 años que se costeaba la carrera de medicina trabajando de camarero, más el dinero que le enviaban periódicamente sus padres.
Sus ojos marones miel siempre me había sido atractivos
-Hola , ¿té de vainilla y croissant ?- me pregunto susurrante al odio
-Si me lo sirves tú, si , ¿has dormido bien ?- dije guiñándole un ojo
-No me has dejado, hoy salgo a las 8 quieres ¿qué cenemos juntos?
-Esta noche, vale, ¿te recojo a las 8?
-Bien - sonrió me dio un beso y siguió trabajando.

Ana Belén Cachinero dijo...

...Me encontraba luchando en el campo de batalla, de pronto, miré a mi alrededor. Sangre, gritos, dolor, muerte...sí, muerte. Sabía lo que me esperaba y aún así fui capaz de venir. Aún recuerdo esa noche, de camino al campamento. Caminaba lentamente, preparando la estrategia para la batalla cuando percibí un pequeño crujido que me hizo volver a la realidad. Me dirigí lentamente hacia el lugar de procedencia y pude ver a una dulce muchacha, introduciéndose en el caudaloso río dejando a su paso un rastro de sangre. Me acerqué sigilosamente y en ese momento detectó mi presencia. Jamás podré olvidar esos intensos ojos misteriosos y esa mirada cargada de dolor que me dedicó. Sin decir nada, tomó mi mano y la recorrió pausadamente con su mirada fija puesta en mi. Solo dijo una palabra: Muerte. A pesar de quedarme helado con su actitud, la ayudé a curarse la herida, respetando su silencio y la acompañé hacia la tienda de mujeres. Amaneciendo, nos pusimos en marcha hacia el descampado donde se libraría la batalla. De camino, mi mejor amigo, el cuál me vio llegar anoche con la muchacha pudo decirme quien era. Le decían la bruja del pueblo, ya que todo lo que veía y decía se hacía realidad. Pero mi deber era defender a mi pueblo y decidí asumir mi destino.
El golpe de una espada hizo que volviese en sí, tendido en el suelo, observé lentamente como el arma atravesaba mi pecho mientras en mi mente, reinaba la imagen de esos ojos profundos y esa hermosa cara rodeada con un pañuelo rojo, rojo sangre, que me arrastró a la muerte.

Álvaro Sánchez Gómez 1º D dijo...

Ella buscaba lo que para en casa era algo que no hacía falta buscar ya que se tenía, lo que en territorio hostil para el género femenino era toda una travesía y un sinfín de historias para conseguir lo que todo el mundo quiere y por lo que todo el mundo lucha: Libertad.

Sara Gutiérrez Ruiz dijo...

Detrás de ese pañuelo rojo tan desconcertante, se esconde un mujer jovén y bella que escapa de su pasado e intenta refugiarse en ese velo rojo, con su mirada impactante muestra el miedo , la tristeza , y la soledad de una vida bastante dura sometida a unas costumbres muy duras que no son aceptadas por ella, y es por eso que consigue escapar dejando atrás un amor imposible y escondiendose en ese gran velo que en esto momentos es un sustento en su vida para escapar de todo eso, sin embargo no deja ocultar su gran mirada penetrante, su fina y tersa piel y su gran largo cabello negro como el carbón.

María Atienza Munuera 1º Bach. D dijo...

Se veía cansada de esta vida, una vida la cual era muy distinta de la que de pequeña siempre soñó. Se imaginaba aprendiendo más y más para llegar a ser una persona que supiese apoyar y ayudar a la gente que lo necesitase; se imaginaba casada con un marido del que lo único que deseaba era que la amase; se imaginaba formando una familia, y vivir tranquila y feliz durante el resto de su vida. Pero el destino no quiso que fuera así: no pudo estudiar ya que su familia no contaba con los recursos necesarios para otorgarle ese lujo, tuvo que quedarse en casa ayudando a su madre en los quehaceres de la casa, y se vio obligada a casarse con los 16 años con un hombre el cual no conocía. Y ahora estaba sola, sola porque no tenía familiares ni amigos que le apoyasen o le hicieran sacar una sonrisa, y sin un hijo al que poder mostrar su amor. Solo deseaba un fin, un fin que llegase pronto.

Víctor Casado Cárdenas 1º Bach D dijo...

Le dio vida a una mujer desafortunada, encontrada en la pobreza. La convirtió en mujer. Alta, esbelta y despeinada. Lo cierto es que él la cuidó, la moldeó como más le gustaba. La movió por toda la habitación e incluso la metió en su cama.

Cada noche dormía abrazada a ella. El cuarto se llenaba de color y en silencio se besaban como si todas las madrugadas se fuese a terminar el mundo. Era tal la energía del momento que las manos se le dormían y un cosquilleo hacía vibrar todas las paredes. La mancha- mujer era cariñosa y apasionada. Sus brazos eran tan largos que los abrazos se volvían eternos.

Durante dos años las noches se transformaron en el único motivo de su existencia. Con impaciencia esperaba el momento de meterse en la cama y encontrar aquel caos pasional que a veces la paralizaba. Hasta que desapareció con el tiempo. Ahí comenzó la perdición. Desesperada buscaba mujeres y mujeres, pero original jamás aparecía.

Cristina Cruz dijo...

Otra vez me habian engañado sus ojos,esos ojos tan negros y llenos de secretos.
Podia recrearme horas mirandolos, esas pestañas tan largas, esa marca en forma de estrella en su iris.
Algo me llamaba dentro de esos ojos, eran un abismo para mi.
Me susurraban, me observaban, podia oirlos a distancia, sabia que querian algo de mi.

Los mire de cerca, y ellos a mi.
Quise besarlos.

Me miraban figamente, no se apartaban de mi ni un segundo; llorando me volvieron a susurrar:
-Mátame.

Paola Ravojc 1ºD dijo...

Me paro a pensar el vuelco que ha dado mi vida y no me lo puedo creer.
Todo empezó hace cinco años cuando yo, una joven ilusionada de 18 años me disponía a marcharme a la universidad. Por aquel momento todo era felicidad, había conseguido una beca gracias a mis buenas notas, para ir a estudiar a una prestigiosa universidad de Estados Unidos y me sentía muy nerviosa ante la nueva etapa que iba a emprender.
En las primeras semanas, todo era un poco extraño, no conocía a nadie y además el inglés me estaba costando un poco más de lo que esperaba, pero no tenía mucho tiempo ya que el primer trabajo que tuve que hacer era una exposición en clase y debido al nivel de mi idioma no me vi preparada, por lo que decidí apuntarme a clases. Estas eran en el centro de estudios que había al lado de casa.
El primer día nada más llegar me quede prendada del profesor, un joven de Afganistán que llevaba mucho tiempo en EE.UU ejerciendo como profesor.
Al principio me dio un poco de vergüenza hablarle y relacionarme con él, pero conforme fueron pasando los días nuestras relación fue mejorando. Un día tras acabar las clases me invitó a tomar algo y yo no pude decirle que no ya que cada día me gustaba más. Tras finalizar la velada me acompañó a casa y al despedirnos, me besó. Por un momento me sentí la mujer más afortunada del mundo.
A partir de ese día comenzamos una relación y a los pocos meses, él me pidió matrimonio siguiendo el ritual de su religión. Yo estaba tan enamorada que no pude decirle que no e incluso acepté convertirme al Islam.
La boda debía celebrarse en su país, por lo que a la semana de proponerme matrimonio nos marchamos. Al llegar me presentó a su familia y comenzamos con los preparativos para el gran día. Este tuvo lugar sólo una semana después de nuestra llegada.
Pensé que como mi familia no pudo venir al enlace debido a las dificultades que hay para entrar al país, de viaje de novios iríamos a España para que él los conociese, pero nada de eso fue así ya que desde el momento en que acepte convertirme al Islam, pase a ser una mujer sometida a mi marido; dependía para todo de él, no me dejaba salir y si lo intentaba y me descubría no era extraño que me castigase con alguna paliza debido a las cuáles mi cara quedo completamente desfigurada por lo que jamás me podía quitar este velo rojo que únicamente dejaba al descubierto mis ojos.
Y aquí estoy con 25 años, sin poder hacer nada y viendo como mi vida ha quedado completamente destrozada por el hombre del cual un día me enamoré perdidamente.

José Manuel Cardeñas Chica 1º D dijo...

Trataba de una chica de 21 años de edad.Esta vivía en el norte de África.Se cubría con un velo ya que trabaja en un harén.Debía de cubrirse para no ser vista por otros hombres, sino sería apedreada por el poderoso sultán.

David López dijo...

Era un bonito pueblo, una simple civilización, sin guerras, sin peleas, en resumen, una paz global. Una joven pacifica, simple, amiga de los amigos... se encuentra unida a su novio. Él, era militar del mundo al que pertenecían. Al cabo de unos años reciben una amenaza de unos invasores. Se vivían momentos de terror,pánico, angustia... Esta chica tenía dos hijos de los cuáles se sentía muy orgullosa. Esta invasión supuso la aniquilación de toda la población existente, habiendo una excepción, esta joven. La protagonista se adaptó a este tipo de población pasando desapercibida entre los demás tratando de buscar justicia por todo el mal provocado. Por eso llevaba la cabeza cubierta con un rostro de venganza.

María del Mar Romero dijo...

... Y desafortunadamente llegó el odiado primer día de clase, aunque este año comenzaríamos con mas ganas por ser el último año, no dejaba de ser el triste día que marcaría nuestra rutina durante ocho largos meses.
Todo estaba tal y como lo dejamos el pasado junio y las caras de los compañeros eran exactamente las mismas que habían estado conmigo durante diez años, todas menos una, pues este año teníamos compañera nueva.
El curso comenzó a coger ritmo y aunque habían pasado ya varios meses no nos hacíamos a la presencia de aquella extraña compañera y, sinceramente, pienso que ella tampoco a la nuestra. María era su nombre y creo que fue lo único que llegamos a saber de ella. Siempre ocupaba su sitio en la última fila de la clase y se limitaba a escuchar la lección de el profesor, a la hora de la salida María recogía sus cosas rápidamente y sola, tal y como venía, se marchaba a casa. Sin duda era una chica tímida y solitaria aunque creo que involuntariamente, quizás tendría problemas familiares o miles de complejos y por ese motivo intentaba taparse. A pesar de todo esto María era una chica constante y trabajadora,estaba presente en todas las clases hasta que un día para sorpresa de todos nosotros comenzó a ausentarse. Los profesores cada día nos preguntaban por ella pero poco podíamos decir, tristemente nunca llegamos a conocerla. El curso avanzaba y por fin llegó a su fin. En nuestra fiesta de despedida aún María seguía presente y quisimos recordarla,por eso en nuestra proyección apareció una foto que entre todos realizamos. Era María según nosotros la habíamos conocido, misteriosa, tímida, con una mirada intensa que despertaba la curiosidad a saber sobre ella, solitaria y siempre callada y prudente. Siempre recordaré a aquella chica, la que de una forma extraña siempre será una compañera mas que formó parte de mi último año de instituto.

María Parras Rodríguez dijo...

Habia una niña, inocente mirada, ojos oscuros y llenos de vida, estaba sola,nadie se acercaba a preguntarle por qué tan callada era, pues siempre pasaba desapercibida, no tenia amigos, no tenia padres,solo a su abuela que la recojia siempre el mismo dia en el mismo sitio tambien una mochila llena de cuentos de miedo que siempre leia en la misma clase, a la misma hora, todos los lunes, era una chica muy misteriosa...pero no hablaba con nadie, la gente tampoco le preguntaba por qué así era.
Los dias pasaban, siempre la misma rutina hasta que dos semanas mas tarde alguien le sonrió.
Era un niño, muy alegre y sociable queria conocerla pero ella no decia nada solo lloraba.

Silvia Valdivias Lara dijo...

Simplemente no quería volver a dormir una noche más en aquella cama tan fría y distinta a la mía. La angustia y el dolor que me afligían eran tan incómodos que nunca me permitían dormir hasta altar horas de la madrugada.No sin antes pensar y volver a pensar en lo mismo de siempre.El llanto invisible de la nostalgia y la soledad provocaba que mi cabeza no hiciera nada más que dar vueltas a lo mismo.Y es que, evidentemente, yo quería evitar esos pensamientos y destinarme a otras ideas.Era inevitable.Cuando intentaba pensar en la ropa del día siguiente,en la comida o en un millón de cosas más siempre regresaba a mí Marcos.
Mi gran compañero de tantos años, mi gran amor desde pequeños, mi todo que ahora se había convertido en la nada.Pues ahora corro sin rumbo y destino en una ciudad que no es la mía y dónde no tengo a nadie,sin embargo puedo caminar cerca de los parques que no me recuerdan para nada a él.Pero el dolor se escurre por mi memoria a cada paso que doy halla por dónde camine.
Hace ya dos meses y el proceso para aceptarlo es lento, muy lento.En un principio negué rotundamente la realidad, y después me enfadé.Sin embargo mi principal enemigo soy yo misma pues no quiero hacer nada a no ser que él no esté. Me faltan las fuerzas para comprometerme conmigo a seguir hacía delante y dar de lado la suave brisa de tristeza que todas las mañanas acaricia mi cara.
Todos los días me recuerdo que él y yo empezamos una vida juntos y ahora me tocaría acabarla sola.En el mismo día de su muerte pensé que no sería capaz y que si él se iba, yo también lo haría.Pero en estos últimos días tras ese pensamiento viene otro y es que me tengo que permitir continuar y eludir la ansiedad que conmigo se ha quedado a vivir.
Parecía que todo esto me invitaba a la aceptación de su perdida y a casi recobrar mi vida pero tal y como con su enfermedad ocurrió; cuando mejor parecía estar fue cuando se marchó, y así me pasó.El día que más animada estaba a andar de aquí allí y con mas fuerza me encontraba fue cuando me reuní con él.
Toda la fuerza tomada y las ganas de levantar cabeza solo me llevaron a poder enfrentar con suficiente valentía un cuchillo con mi antebrazo hasta encontrarme poco a poco más cerca de él por cada gota de sangre mía que caía.

José Manuel Iniesta Pedrajas dijo...

Era una noche de lluvia del frío invierno, todas las calles estaban oscuras, no había nadie en la calle solo había una sombra extraña debajo de una farola. Derrepente empezó a moverse derecho a la casa de la vecina entrando por la ventana.(silencio). De pronto ¡aaaaa!.

Sandra Domínguez Peña dijo...

Su rostro oculto bajo aquel pañuelo de seda rojo, el mismo que días antes fui incapaz de ver. Esa mirada inquietante y misteriosa que día tras día me cruzaba .Su mirada, si , esa mirada que intentaba decirme algo. Y por más que intentaba averiguarlo , no podía descifrarlo. Día tras día me iba a casa con su mirada grabada en mi. No sabía nada de aquella chica, no conocía nada de ella , solo sus profundos y misteriosos ojos negros. La chica del pañuelo rojo.

Mercedes Expósito 1º Bach. D dijo...

Ese pañuelo rojo… Lo recuerdo como si fuera ayer. Era pequeña cuando me sucedió pero aún así todas las noches sueño con eso. Se me aparecía una mujer joven con un pañuelo rojo en la cabeza de pelo oscuro y de piel blanca. Sus ojos eran negros pero cuando le hablaba se le ponían rojos, rojos como el pañuelo de su cabeza el cual solo era lo que se podían ver en plena oscuridad de la noche en mi habitación. Nunca me hablaba solo podía ver en su mirada tenebrosa lagrimas derramarse. Cuando me acercaba a ella desaparecía, dejándome solo su pañuelo rojo el cual ponía ‘ayúdame’.

Ángel Sánchez Lorente dijo...

Esta imagen me muestra a mi un estado de tristeza y se me viene a la cabeza una historia sobre una mujer maltratada. Dicha historia dice así:

María había sido siempre una mujer alegre y dicharachera, pero todo cambio en su vida después de casarse con Juan¸ mientras eran novio todo en sus vidas era felicidad.
Pero el día que se casaron empezó a cambiar todo ya que salían menos y hasta entonces no habían vivido juntos, la convivencia poco a poco se izo insoportable hasta que María se quedo embarazada, entonces todo volvió a cambiar porque solo recibía atenciones y buenas caras, se podría decir que fueron los nueve mes más felices de su vida, pero fue tener al bebe y complicarse aún más si cabe la convivencia entre ellos.
Llego un día en el que ella volvía de la compra con el bebe y se encontró a Juan en casa por sorpresa sin ella haber hecho la comida, lo que paso en aquel momento cambio su vida definitivamente, ya que el muy enfadado le comenzó a recriminar lo de la comida y una cosa llego a la otra, la cuestión es que le dio una paliza que la dejo hecha polvo y se fue muy enfadado.
María como pudo llamo a su hermano para que la llevara al hospital y se quedaría con el bebe, cuando llego al hospital la evaluaron y el hospital curso una denuncia por malos tratos, entonces ella decidió que no quería aquella vida para su hijo y en cuanto salió de hospital saco todo el dinero que tenia ahorrado y sin ni siquiera cambiarse de ropa cogió a su hijo y le dijo a su hermano que la llevaría lo más lejos posible para empezar una nueva vida junto a su hijo y lo más lejos posible de Juan.

Mónica Garrote dijo...

En la ciudad de Jaén lo vi, yo no lo conocía pero había soñado con él. Cuando nuestros ojos conectaron supe que el también había soñado conmigo y mi estómago se lleno de mariposas. Caminamos por las calles cubiertas de arboledas en una tarde soleada. Tomados de la mano llegamos a su casa, lugar en el que jamás había estado pero que había soñado con el, y me pareció todo muy familiar, incluso el perro se llamaba Dingo, tal como yo lo había soñado.
Adentro estaba fresco, nos mirábamos con frecuencia y las sonrisas surgían a cada momento. Nos abrazamos, nos besamos y nuestros corazones latieron juntos, como si fuera el uno para el otro. Esto lo recuerdo con claridad pues ya lo habíamos soñado. Luego nos sentamos en silencio, a beber agua, sin saber qué hacer, porque en ese momento ya habíamos despertado.

Anónimo dijo...

María Gea Castillo
La mujer parecía muy misteriosa miraba desde una esquina con su turbante rojo.
No Podía parar de mirarla ¡parecía esconder tantos secretos!
Su profunda mirada ocultaba miles de secretos además de reflejar un increíble miedo.

Laura Gascón dijo...

Yo en ese cartel veo como a una mujer que tiene miedo y que por tanto se esconde con un pañuelo sobre la cabeza.También noto tristeza en sus ojos, como si tuviere una vida llena de dolor.

LUCAS POLO dijo...

Cayó y cayó como un pájaro que se quedó dormido. El ciervo golpeó con fuerza contra el suelo arenoso de Moscú. El perro lo miró con sus ojos mientras el ciervo yacía inerte en el piso. Una lágrima rodó por su mejilla. Sus ojos se ablandaron con el agua, porque eran de papel. El ciervo levanto la cabeza y miro al perro con sus ojos de papel, pues sus ojos también eran de papel, y le dijo: "moriré por esta caída, amigo mono..." el perro, confundido, contesto: "no soy mono, soy perro". "¿seguro?" dijo el ciervo. El mono se miro a si mismo y vio que efectivamente era un mono. se acerco al ciervo y, agradecido, le dio un cereal fort. Comenzaba una nueva era de amor, pues era la primera vez en mil años que un mono alimentaba a un ciervo en Moscú.

Francisco Manuel González Gómez 1º ESO D dijo...

Sheila era una chica saharaui. Vivía en medio del desierto, sola, únicamente acompañada de su esperanza. Siempre llevaba su túnica roja que solo descubría sus ojos radiantes y desesperados y el flequillo de color marrón. Sheila solo tenía una oportunidad de salir de ese infierno llamado desierto. A su pesar no tenía víveres, ni una sola gota de agua y estaba sedienta, hambrienta y cansada. Sus esperanzas de vida era encontrar un poblado nómada que la acogiese, pero ¿cómo podría encontrar un poblado entre tantas dunas de arena?
Proseguía su camino, un largo trecho hacia su destino. Fue a descansar cuando de repente un sonido asolador escuchó. Provenía de las dunas, ¿qué sería?. Sheila, intrigada fue a investigar pero cuando llegó no había nada. ¿Qué estaría pasando en las dunas del desierto? Allí se quedó el misterio y allí se quedará.

Sara Torres González-1 eso d dijo...

Su mirada me inspiraba en las noches más oscuras,ella era mi luz, mi despertar. Ella lo era todo para mi.Una noche oscura y fría me desperté con la sonora tormenta de Enero. No pude dormir pensando en ella. Su delicado rostro me iluminaba. Su velo cubría su fino cabello.
La primera vez que la vi me iluminó, no volveré a dormir.

Noelia Mª Salas Granero (1ºESO,D) dijo...

Yo creo que esta chica se cubre la cara porque va a ir a un concierto sin que sus amigos se enteren,ya que el cantante no es de su agrado. Cuando llega al concierto se lo pasa bomba pero sus amigos la han visto.
Están muy enfadados con ella, pero se dan cuenta de haber sido un poco egoístas con su amiga y planean algo especial.
Cuando la chica llega a su casa nota algo extraño. Todo está oscuro, es normal, pero escucha una voz familiar."¿De quién será?", se preguntaba.
Cuando la chica enciende la luz lo reconoce enseguida. Lo había visto cantar hace unas horas y ahora hacía lo propio en...¡su casa!
Todos sus amigos salieron de diferentes escondites."¡Feliz cumpleaños!", gritaron.
Cuando encendió

Pepe Gallego García dijo...

El padre musulmán

Una niña tenía un padre musulmán y una madre española. Un día, sus padres se pelearon porque el padre quería ponerle un pañuelo rojo en la cabeza y su madre no. Entonces,el padre la raptó y se la llevó a Marruecos donde sí tuvo que ponerse el pañuelo. Pero su madre los encuentra y se lleva a la niña de vuelta a España y los policías matan al padre tras intentar escapar del país

maria del mar perez parrado (1 eso D) dijo...

yo creo que ha esa chica la quieren casar con su mejor amigo pero ella decide fugarse con el chico que ella de verdad quiere se fugan y para que no la reconozcan se pone un velo rojo y un vestido negro y se van sin dejar ningún rastro :)

Laura Mena 1º E.S.O. D dijo...

LA DAMA DEL PAÑUELO ROJO

Mi abuela siempre contaba la historia de Isabel, una bella joven que se enamoró locamente de Pablo, un joven del pueblo.Pero Pablo, tenía un hermano mayor llamado Diego, que se enamoró pérdidamente del rostro de Isabel.Cuentan que este, completamente obsesionado con la joven,y fustrado por el rechazo de la chica,asesinó a su pobre hermano,echándole la culpa del crimen al padre de Isabel,y después, prometió devolverle la libertad al anciano y retirar los cargos de asesinato contra el hombre a cambio de que la bella dama aceptara ser su esposa.De esa manera Isabel,se vio obligada a aceptar tan ruin chantaje,no sin antes jurar castigar de algún modo al verdadero asesino de su amado, y así, sabiendo cuan obsesionado se sentía su prometido por su belleza, se cubrió gran parte del rostro con un lindo pañuelo rojo que Pablo le había regalado días antes de ser asesinado.Diego,el hermano asesino, consiguió casarse con su amada,pero jamás pudo ver el rostro que tanto amaba,ya que este se hallaba cubierto por el pañuelo rojo,meses después de la boda,el esposo no pudo con los remordimientos de haber matado a su hermano,ya que Isabel no se quitaba nunca el pañuelo de Pablo,por eso, una mañana,el malvado Diego, terminó cobardemente con su propia vida.Pero Isabel ya se había acostumbrado a llevar sobre su rostro el pañuelo de Pablo,ese pañuelo que había conseguido impartir justicia sobre el crimen de su amado,y se dejó la prenda sobre el rostro durante el resto de su vida,llevando así siempre con ella el recuerdo de su amor.

Pedro Sáez Gómez dijo...

LA CAPA ROJA
Erase una vez una una niña que tenía un problema en el cuello no tenía piel. Por eso llevaba una capa roja para que no la viera la gente sufría mucho.
Un día fue a uno de los mejores médicos del mundo para ver si tenía arreglo lo suyo. Le dijeron que no era posible arreglárselo se fue muy disgustada a su casa.
Un día fue a la selva y vio a muchos animales con mucha piel. Al lado de esos animales había unas plantas que eran muy llamativas entonces se las tragó de repente y entonces se le cayó la capa y se tocó el cuello y vio que tenía piel entonces se llevo todas las plantas y nunca más se tuvo que poner la capa

Diego Gallego 1 E.S.O D dijo...

Familia de ninjas

Una niña tiene un padre ninja, pero ella no lo sabía. Un día su padre no llegaba a casa, fue a buscarlo pero por error encuentra su guarida secreta y se da cuenta de que era un ninja y que lo habían secuestrado. La niña preocupada por su padre, se puso el traje de ninja de reserva y va a buscarlo a una casa donde hace unos días le había visto entrar y donde la niña suponía que debía estar su padre.
Al llegar vio un conducto de ventilación y decidió ir por allí ya que no tenía experiencia como ninja y si veía a alguien no deseado no iba a saber que hacer.Llegó a una habitación muy rara. Estaba toda oscura y solo se escuchaban gritos, pero de repente escuchó la voz de su padre y sin dudarlo dos veces entró a liberarlo, pero lo que ella pensaba no era mas que una suposición ya que su padre estaba gritando porque estaba borracho y con unos amigos suyos y la razón de que no hubiera llegado a casa todavía era porque tenía la cena de trabajo con sus compañeros. Lo único que era verdad de todo aquello es que su padre en realidad sí era un ninja.

Paco Juárez Canal dijo...

Título :La telaraña roja.
Esto era una vez una niña china que siempre llevaba un capuchón rojo. Amaneció una mañana convertida en una telaraña roja. Pensó que era estacional y viendo que no volvía a ser una china feliz fue acostumbrándose hasta que un día se iba morir si no comía nada. Fue a su casa y las cosas para comer estaban arriba y entonces pensó que podía irse con las hormigas y hacerse sus amigas. Le dieron las hormigas de comer y entonces estaba la reina hormiga y todas las demás. Mató a la reina hormiga, le quitó su piel y se la puso para que todas las siguieran. Se adueño de todo y iban muriendo cada día cinco. No podían tener hijos. Murieron todas al cabo de un año y entonces volvió ser niña y volvió a ser una buena niña china

Merche Carrión Pozo 1º ESO D dijo...

Una mujer adopto una niña china con cinco años.
Conforme fueron pasando los años ella tenía un sueño: ser diseñadora, por que le gustaba mucho la moda.
Cuando tenía 16 años, descubrió un concurso para nuevos diseñadores y se presentó, pero como era china no la dejaron participar. Entonces decidió ponerse una capucha roja y presentarse otra vez, pero esta vez si la aceptaron. Preparo sus diseños y fue al concurso. Ella ganó el concurso, firmo el contrato. Se subió a la pasarela y se quitó la capucha. Todos se quedaron sorprendidos, pero les dio igual, ella era una increíble diseñadora. A la edad de 18 años se convirtió en una de las mejores diseñadoras del mundo.

jesus sanchez dijo...

LA MUJER SOLITARIA
Esta historia trata sobre una mujer pobre,triste y sola. No tenía trabajo, apenas tenía dinero para comer. Un día fue a una panadería para comprar pan, para hacerse un bocadillo. Pero su salvación llegó, el panadero se enamoró de ella, aunque ella no lo sabía. Al siguiente día pasó la mujer por la panadería y el panadero la para y le dice: ¿Quieres comer conmigo? La mujer dijo sí. Cuando comieron se miraban los dos todo el rato, hasta que la mujer se fijó en él. Otro día quedaron y dijeron que se querían. Hasta que se casaron y la mujer se fue a vivir con él y nunca más va a pasar hambre

FIN

miriam dijo...

Marruecos, tres de y media de la tarde. Laila una experta policía de Marruecos necesita infiltrarse en una banda de terroristas de España de origen musulmán. Ella tiene que tomar un vuelo a España urgente para detener el cargamento de armas que llegará al puerto de Cádiz y para poder detenerlo se tiene que poner un absurdo pañuelo rojo en la cabeza. Cuando llega a Conil se tiene que encontrar con el jefe de la banda de terroristas en un restaurante de comida rápida para que la pueda meter en la banda y asín ella evitar el cargamento de armas y meter en la cárcel a todos los terroristas de esa dichosa banda. El día que llega el cargamento ella pide refuerzos, y cuando el barco atraca en puerto los detienen a todos y los meten en la cárcel.

Noelia y María-1º ESO-D dijo...

Era un día lluvioso. Iba en el coche con mi familia. Se oyó un hachazo, que había golpeado el coche. El coche cayó por un barranco. Vi una sombra que me agarraba y me ponía a salvo. Descubrí que era una ninja.

Me enseñó todo lo que sabía durante mi niñez.

Cuando iba un día por una carretera que atravesaba un bosque, vi un hombre que empujaba un coche hacia un barranco. Me recordó mi infancia. Le pegué una patada y lo tiré por el barranco. Contenta de haber cumplido mi misión cogí el pañuelo rojo que llevaba cubriéndome el rostro, lo agarré,y me di la vuelta desapareciendo de vistas ajenas.

Anónimo dijo...

En sus ojos pude ver reflejados el miedo y la ira. Sensaciones enfrentadas en un intento de sofocar la desolación creciente en su interior.
Ante la inmensidad de un mundo yermo, ella se atavió con sus ropajes y durante su travesía por el desierto en el cual yo me encontraba, aprendió la historia más importante de todas: La que nunca pudo suceder.

Ella me miró a los ojos, y con voz firme, pero hastiada preguntó: ¿Por qué nos hacen esto?
Y tras un breve silencio que para ambos pudo llegar a ser eterno, se dio la vuelta, y sin mediar palabra, se consumió dentro de esa tela roja que envolvía su rostro.

Jamás la vi sonreir, jamás pude acariciar su cuerpo desnudo. Ella era mi paciencia, era la Esperanza que mueve el mundo.

La Esperanza que movía el mundo.

ANDRÉS CHECA MUÑOZ (1.ESO B) dijo...

La niña se llamaba Fátima y es huérfana. Su padre y su madre murieron en un incendio provocado.
La niña no murió gracias a una vecina, pero la cara se le quemó. Desde aquel trágico día.
Fátima se hizo árabe y juró vengar la muerte de su padre y de su madre.

Al cabo de unos años preguntando e investigando dio con el asesino. Era un antiguo amigo
de la familia. Ahora solo tenía que tenderle una trampa. Pensó y pensó, y recordó una conversación entre el sospechoso y su padre. El dijo que tenía un piso donde guardaba sus pertenencias ahora solo tenía que entrar en el piso.

Un día el hombre fue de viaje y la niña entró en el piso, pero el hombre volvió y la niña buscó en sus cosas y cogió una pistola. El hombre se acercó y le dijo:
Se más por tu mirada que por tu nombre-
Y la niña lo mató.

Omar Samsaoui Expósito 1º ESO B dijo...

"Me dijo que sabía más por mi mirada que por mi nombre".
Otro día más sin trabajo y recordando la esa frase que se repetía en mi cabeza y no conseguía descifrar.
Se hacía de noche y como siempre, aguardaba caminando por las calles que se me hacían interminables hacía lo que se podía decir "mi" casa.
Una vez allí, sin pensármelo dos veces, me tiré a mi cama a dormirme.
La mañana siguiente me dio un presentimiento de lo que significara la frase, y es que podría utilizar mi experiencia personal más que mi historia, raíces, antecedentes... para lograr mis metas, sueños o algún trabajo.

Adrian Ocaña Moreno 1º B dijo...

"Me dijo que sabía más por mi mirada que por mi nombre."
La conocí hace poco tiempo, iba siempre con un pañuelo rojo rodeándole la cara. Era como si ella quisiera ocultar su cara, solo se le veían los ojos.
No sabía como se llamaba, nunca me dijo su nombre. Tampoco sabía dónde o en qué trabajaba. Parecía una mujer extraña. Nunca cambiaba de ropa, todas las veces que la veía iba vestida igual. Después de un par de años la volví a ver. Sus ojos eran iguales y iba con el mismo pañuelo. Me dijo en voz baja:
"Vengo a por una cosa, y me iré de nuevo".
Se fue y no la volví a ver nunca más.

Anabel cobo Vázquez - 1-ESO-B dijo...

En la noche más fría,en la callejuela más oscura, estaba allí sentada en un portal, demasiado sucio, para mi ,ella, la más hermosa, su pañuelo rojo cereza delicadamente enrollado en su cabeza, sólo se le ve su mirada negra que me encanta y su flequillo despeinado.
Cuando se levanto, rápidamente, le vi, sus curvas, las cadera. Tenía una capa negra que se movía con ella.
Me seducía.

Natalia López (1ºB) dijo...

Era una vez una chica que estaba en el instituto en el que yo que estaba. Una chica mora que siempre iba con un pañuelo rojo liado en la cabeza. Nunca hablaba y, siempre estaba mirando a la gente que estaba a su alrededor como si estuviese asustada. Me acerqué para hablar con ella. Le saludé, pero no me contestó. Le pregunté su nombre y me dijo que se llamaba Marina. Después se levanto y se fue. Pero al día siguiente me quede mirándola y me di cuenta que miraba a un chico llamado Lorenzo. Cuando se acercaba a él no le salían las palabras. Faltaban dos días para graduarnos y sacarnos la carrera. Yo quería ser fisioterapeuta. Yo no sabía lo que quería ser ella. Pasó el tiempo y conseguí trabajo y me casé con un chico que trabajaba conmigo. Tuve dos hijos, una niña y un niño. Un día por la calle la vi, era ella. Me acerqué a ella y le dije-¡MARINA!- dije-Hola soy yo Natalia-y ella me contesto.-¿Cómo me has conocido?-preguntó-Te vi desde lejos-y ella me dijo una frase muy curiosa-Me dijo que sabía más por mi mirada que por mi nombre.



FIN

Francisco Montes Belmonte dijo...

Mi reflejo me asustaba ,no quería ser quien soy no me gustaba como soy,todo me parecía tan raro era tan inhóspito,no se quien soy adonde estoy de que me oculto,todo me parece tan extraño.
No quería ser quien soy no me gustaba a mi misma ,solo sabia que me ocultaba de algo de que no
no lo se porque tampoco, llevaba un pañuelo de seda roja en la cabeza mi vestimenta no era algo de mi estilo me sentía rara, no se donde me dirigía había mucho gente por esas calles tan estrechas
y oscuras , me pare en la puerta de una casa me parecía familiar , yo ya había estado aquí de que me recordaba este lugar, la puerta estaba medio abierta la abrí con mucho cuidado para no hacer ruido
entre de puntillas , había fotos de mi familia ¿ellos también estaban aquí?
Fui corriendo a buscarlos pero no estaban, ¿que hacían aquí?

Adan 1ºB dijo...

La vi en un mes de enero en un callejón.Yo reaccioné y salí corriendo a mi casa porque en ese momento estaba muy asustado.Me quedé toda la noche pensando en esa mujer.El frío apretaba,me dolían las piernas,los brazos y las uñas de los pies.Estaba hecho un desastre.Pasaban las horas.No podía sacar a esa de la cabeza.Me pregunte " estaré enamorado".A la mañana siguiente tenia ojeras de no haber dormido nada en toda la noche.Pasaron los días,vi a a una mujer me enamore y me case con ella estaba totalmente enamorado.Tuve 2 hijo preciosos con ella llamados Pedro y Ramón.Tras varios días despues me fui a la sierra a despejarme un poco.Cuando volví mi mujer me dijo que vino una mujer preguntando por mi."Yo le dije quien era,me dijo que tenia un pañuelo rojo.Yo me extrañe y fui a ducharme. A la mañana siguiente la vi frente a frente y nunca mas la vi.

Miguel Ángel Rodríguez 1ºB dijo...

LA NIÑA DE MIS SUEÑOS
Un día,llegué al instituto,y cuando salimos me fui a casa.
Ya en casa recién comido me eche una siesta y me puse a soñar, cosa que no me suele pasar.
En el sueño apareció una niña tapada con un pañuelo rojo que me decía:
-Por favor ayúdame.
Me asusté y me levanté corriendo de la cama.
Mientras cenaba,estuve pensando por qué me dijo eso.
Cuando me acosté , de nuevo apareció pero esta vez me dijo:
-Mañana iré a tu casa.
Cuando me desperté me fui un día más al instituto.
Cuando llegué a casa ¡ella estaba ahí!
Mi madre me contó que era una niña adoptada porque sus padres habían muerto en un accidente de tráfico y solo le quedaba un recuerdo de sus padres: el pañuelo.

Raquel, 1º Eso B dijo...

Parecía que había hecho algo malo y por eso ocultaba su cara. En mitad de la noche oía como gruñidos y ella se fue para si casa muy asustada, sentía como si alguien la vigilase. Siguió corriendo, siguió escapando pero no pudo, parecía como si tuviese dos cuerpos a la vez... Ya no sabía qué hacer, corría, escapaba...Hizo lo más que pudo pero no, por mucho que quisiera no. Cuando salía a la calle nadie le hablaba, nadie la miraba, todos la ignoraban...Se encontraba sola sin nadie que la pudiese ayudar....Pero al fin y al cabo una niña que pasaba por allí le pregunto-¿qué te pasa?- quiero ser tu amiga.
Ella tan triste se lo contó, pero la niña no pudo hacer nada por ella..
La niña se llamaba Lucía y era huérfana. Según contó iba de viaje con sus padres a Madrid pero a la mitad del camino tuvieron un accidente. Sus padres murieron y ella se quedó en coma durante dos años. Cuando despertó se enteró de que sus padres habían muerto. Ella lloraba y lloraba al ver que se encontraba sola.
La mujer adoptó a Lucía para que no se sintiera sola. Desde ese momento la gente la miraba con buen agrado y le empezaron a hablar. Se juntaron todo el barrio e hicieron una fiesta en su honor por su valor.

Elena Ortiz Gómez-1º ESO-D dijo...

LA CHICA DEL PAÑUELO ROJO

Sus ojos parecían tristes y conmovidos, su tez blanca y su pelo negro se ocultaban bajo un pañuelo rojo, nadie sabia el porqué, había quien decía que de pequeña se había echado una olla de agua hirviendo encima.
Un niño le preguntó, pero ella se limitó ha seguir caminando.
Esa noche la chica llamó a casa del niño, ni dijo nada simplemente le tendió la mano. El niño la entendió y se la tomó.
Empezaron a ascender y ascender, extrañamente el niño no sintió miedo. Ella empezó a hablar y dijo:
No importa quien soy ni de donde vengo, lo que importa es lo que simbolizo.
El niño entendió y la abrazó.
A la mañana siguiente se despertó en su cuarto y nunca mas volvieron a saber mas de ella.

Natalia Pérez Sequera 1 eso D dijo...

“Alicia, es una niña que está en 1º ESO.Siempre llevaba un pañuelo rojo que tapaba su pelo. Tenía complejo porque estaba rellenita. En el recreo comía sola y cuando se acercaba a las niñas porque no querían estar con ella. Alicia ya estaba cansada de lo mismo y se lo dijo a su mamá. Su mamá fue a hablar con el director y le dijo que no importaba porque ella era guapa, las personas pueden ser guapas por fuera pero bellas por dentro y su complejo acabó. El pañuelo rojo con el que tapaba su bello pelo quedó guardado para siempre.”

Mª Belén Sordo Huertas 1ESO D dijo...

¡LA AMIGA IMAGINARIA!
Hace ya tiempo que una niña con una capucha roja venía conmigo a todos lados, me ayudaba a vestirme, hacia conmigo los deberes etc.. ¡Era mi mejor amiga!
Íbamos para el colegio cuando vimos a un nene mayor de unos 13 años aproximadamente maltratando a un niño pequeño de unos 6 años. Mi amiga y yo fuimos corriendo a ver lo que pasaba y detenerlo y le dije:
- ¡Para ya! ¡No te da verguenza! Mi amiga Laura y yo te hemos visto abusando de este pobre niño.
+ ¿Que amiga? Si solo estas tú, no me tomes el pelo.
- Si hijo mio, mi amiga Laura - dije señalando a mi "amiga" - ¿No la ves?
+ ¡Yo no veo a nadie! No me tomes el pelo que no soy tonto. Adios me voy hasta luego
Yo muy triste, no sabia lo que pasaba y me fui a mi casa dececcionada. "Laura" iba conmigo. Cuando llegamos cené y me acosté temprano eran las 10:30 más o menos.
Al día siguientes era martes y cuando me levante a cepillarme los dientes y desayunar, mi amiga no estaba conmigo, yo estaba muy muy triste...
Cuando llegué al Instituto, al empezar las clases sonó el timbre y entró nuestra tutora, con ella iba una niña con una capucha roja... ¡Se parecía mucho a Laura! Nos presentaron y la sentaron a mi lado. Desde entonces es mi mejor amiga, y se queda muchas veces a mi casa a dormir.
Parece que todo habia sido un sueño, pero no. Todo era REALIDAD. Mi sueño se cumplió.

Mª Belén Sordo Huertas 1ESO D dijo...

¡LA AMIGA IMAGINARIA!
Hace ya tiempo que una niña con una capucha roja venía conmigo a todos lados, me ayudaba a vestirme, hacia conmigo los deberes etc.. ¡Era mi mejor amiga!
Íbamos para el colegio cuando vimos a un nene mayor de unos 13 años aproximadamente maltratando a un niño pequeño de unos 6 años. Mi amiga y yo fuimos corriendo a ver lo que pasaba y detenerlo y le dije:
- ¡Para ya! ¡No te da verguenza! Mi amiga Laura y yo te hemos visto abusando de este pobre niño.
+ ¿Que amiga? Si solo estas tú, no me tomes el pelo.
- Si hijo mio, mi amiga Laura - dije señalando a mi "amiga" - ¿No la ves?
+ ¡Yo no veo a nadie! No me tomes el pelo que no soy tonto. Adios me voy hasta luego
Yo muy triste, no sabia lo que pasaba y me fui a mi casa dececcionada. "Laura" iba conmigo. Cuando llegamos cené y me acosté temprano eran las 10:30 más o menos.
Al día siguientes era martes y cuando me levante a cepillarme los dientes y desayunar, mi amiga no estaba conmigo, yo estaba muy muy triste...
Cuando llegué al Instituto, al empezar las clases sonó el timbre y entró nuestra tutora, con ella iba una niña con una capucha roja... ¡Se parecía mucho a Laura! Nos presentaron y la sentaron a mi lado. Desde entonces es mi mejor amiga, y se queda muchas veces a mi casa a dormir.
Parece que todo habia sido un sueño, pero no. Todo era REALIDAD. Mi sueño se cumplió.

Carlos Pulido-1º eso D dijo...

LA MUJER OCULTA

Hola soy del Sáhara y no se mi nombre porque según me contó mi tío, a mis padres los secuestraron al nacer yo; pero el me llama Nahima.
Nací en una casa muy oscura y antigua. Mi tío se llama Soledí, él me salvó la vida por unos instantes porque querían inyectar veneno en mi cuerpo.
Llevo una manta roja sobre mi cabeza para ocultarme de los hombres que me siguen,seguramente siguen mis pisadas,voy sin rumbo fijo.

Luis Martínez dijo...

Es una chica triste y desolada, a la que le da miedo enseñar el rostro porque ella se ve horrorosa y marginada...
Pero no todo es la belleza exterior sino la belleza interior.. es la que hace que una persona sea o no sea...
Esta chica conoció a un chico llamado Antonio que descubrió que no era tan fea como ella decía..

Maria Dolores Muñoz 1 ESO D dijo...

Por las tardes ella siempre iba a clases inspirada en artes marciales. Era tímida, pero con gran corazón. Nunca había oído su voz. Ella daba clases en una antigua casa de piedra en el pueblo. En él habitaban personas que iban cubiertas con un pañuelo rojo tapando su rostro. Un día llegaron al pueblo unos investigadores. Los investigadores querían saber sus costumbres, modo de alimentación y de donde procedían.
Tras unos meses descubrieron todo lo que podían saber sobre los ciudadanos. Menos de aquella niña frágil y descuidada.
Después de su investigación la obligaron a quitarse el pañuelo, pero ella nunca lo hizo. Cuando se lo quitó se hizo una mujer madura. Todo el pueblo se modernizó y ella construyó un departamento e hizo que los jóvenes ciudadanos fueran unos grandes estudiantes y ella se ganó el dinero dando clases a los ciudadanos.

Manuel Jesus Fernández dijo...

Sus ojos dan como una sensación de miedo, el pañuelo liado en su rostro como si quisiera taparse de algo. Realmente es que no quiere enseñar su rostro porque tiene la peste, no quiere que la gente le vea su rostro porque la discriminan y la pueden desterrar.
Hasta que un día se fue a otra ciudad a buscar una solución a eso y la encontró una medicina que quitaba totalmente la peste. Tuvo que trasladarse a otro sitio para poder tomársela. Llegó el día en el que se ya ella iba sin pañuelo en la cara y alegre y contenta por poder enseñar su rostro.

Fátima Ortega dijo...

Paseaba por las calles del barrio cuando de repente vi a una mujer que iba toda de negro excepto un pañuelo rojo que curiosamente llamaba mucho la atención.La mujer iba paseando por la calle silenciosamente,mirando para abajo,no hablaba con nadie y todo el mundo la miraba y criticaba en voz baja. Yo no sabia el porqué de todo aquello,miraba a todo el mundo con cara de extrañado,no entendía nada,parecía una mujer normal que no se merecía las criticas de la gente.
Iban pasando los días y siempre a la misma hora pasaba la mujer vestida siempre de negro con su pañuelo rojo,mirando para abajo y sin hacerle caso ala gente.Intenté hablar con esa mujer pero era imposible,nunca me hacía caso,seguía su camino y se iba. La seguí sin que se diera cuenta y cuando la vi en el callejón sola,hablé con ella y me escuchó. A los pocos meses salíamos juntos e íbamos por la calle juntos daos de la mano,la gente miraba y criticaba. Vino un vecino a hablar conmigo y me dijo que esa mujer con cada hombre que estaba y se casaba,lo mataba,que los torturaba en una casa vieja que tenía,que era donde venía la mujer cada día. Yo,confuso la seguí un día hasta la casa y vi que todo era verdad.Para que no me pasara lo mismo,hice mis maletas y me fui del país a otro lado,nunca volví a saber nada de ella ni ella de mí.

Dj Arroyo dijo...

.-Señora,aquí tiene usted este burka que le han traído su majestad.
.-Gracias Carlos,envía una carta agradeciendo de mi parte por este precioso burka.
.-De acuerdo señora,si me permite.
.-¡Ah!,¡Carlos!
.-Sí,señora.
.-dígale a Úrsula que suba a mi vestidor,que me quiero probar este precioso burka colorado.
.-De acuerdo.
.-Señora Catalina.
.-¿Puedo pasar?
.-Adelante,Úrsula.
.-Bueno señora,empezémos...

Bea Fuentes dijo...

En ese cartel veo a una mujer que parece que ha sido maltratada ,se tapa el rostro de la cara con un pañuelo para que no se le vean los moratones que le han hecho. Se veía una persona que había sufrido mucho,con el marido que la ha maltratado. Tenía un niño pequeño de tres años ,el pequeño lo veía todo como le pegaba el padre a la madre,salió una tarde a pasear una mujer la paró ,trataba de ayudarle pero ella solo se echaba a llorar.

IVAN LARA dijo...

Era una mañana muy fría, aún recuerdo su cara helada en mis labios, sus labios cortados rozaban los mios, ella iba bien tapada con una especie de bufanda roja, íbamos a pasar el día juntos, iba a pedirle que se casara conmigo.
La llevé a un lugar hermoso, era un lugar lleno de velas rojas con una fotografía grande de nosotros dos.
Acabemos de comer y llegó el momento.
Le cogí la mano me puse de rodillas y sacando el anillo del bolsillo y le dije:
¿Quieres casarte conmigo?
.....................

Jesús Sebastián Liñán dijo...

Su ojos oscuros mermaban mi alma,notaba cómo su vida se desvanecía cómo intentaba ocultarse,no solo de alguien si no de sí misma,se veía desorientada perdida sola,parecía que me quería me decir algo continuamente me llamaba parecía como si me gritase en silencio.No sé cómo pero algo me decía que necesitaba mi ayuda.Solía pasar por la calle mayor antes de que desapareciese el sol, llegada esa hora me afiancé al bar de la esquina esperando la llegada de la noche tenia que averiguar el porque de su pena,el porque de su belleza y el porque de sus pocas ganas de vivir.Esperé y esperé pero apareció, me lleno de tristeza ya que no frecuentaba hacer estas cosa que no tienen sentido alguno.Pasados unos días en el canal televisivo de nuestra ciudad vi en el telediario la muerte de una hermosa joven, sin duda era ella mi vida se perdió en ese momento sin razón alguna,todo estaba perdido.

Juan Alberto Medina 1º E.S.O. D dijo...

Había una vez en un pueblo una niña singular, se llamaba Kirby.
Kirby se cubría la cara con un pañuelo rojo, para que nadie la reconociera.
Huía de Meta Knight, el caballero de metal, que quería ejecutarla.
Meta Knight era el caballero mas leal del Rey Dedede. Hasta que un día Meta Knight se unió a Kirby en la lucha contra el Rey Dedede.
Kirby y Meta Knight partieron hacia el castillo de Rey Dedede montados en el "Hal Abarda" (una nave de Meta Knight).
Ya en el castillo encontraron al Rey Dedede y empezaron a luchar. Hasta que Kirby usó su ataque especial llamado "Smash Final".
Sacó una especie de gorro y se lo tiró al Rey Dedede. Al darle de lleno, Rey Dedede pidió perdón y se arrepintió de todo.

Baldi Zafra 1º ESO D dijo...

Un día en mi clase 1ºD, estábamos haciendo un examen y de repente entra una niña con el conserje.Iba vestida todo de rojo con un pañuelo rojo que solo se le veían los ojos. a mí esa niña me extrañaba. Solo le dijo su nombre al maestro. Se sentó sola. Cuando pasaron tres semanas esa niña tan extraña empezó a hablar con nosotros y a decirnos su nombre se llamaba Tania. Cuando pasaron más semanas empezamos a salir de paseo. Un día iba a clases de música y la ví llamando a la casa de mi amigo Jaime chivándose de las cosas malas que hacía en la clase. Al día siguiente la ví en otra casa.¡Me dí cuenta de que era una agente secreta!
Al día siguiente se lo conté a todos mis amigos. Nadie se lo creía. Quedamos todos con Tania para dar una vuelta. Empezó a pegarle a mi amiga Maria Dolores. Fue a la casa de Maria Dolores y le dijo a su madre que Maria Dolores le pegó a ella. En el recreo del siguiente día también le pegó. Se lo dijeron a nuestra maestra y Tania fué expulsada para siempre.

Lucía Álvarez 1º ESO D dijo...

Yo, Melodi, un día iba caminando con mis padres. De repente apareció un hombre con un puñal, se lo clavo a mi madre, mi padre me decía que corriese pero yo no corrí, estaba paralizada, nunca había tenido tanto miedo en mi vida, después se lo clavó a mi padre, por un segundo paso mi vida por mi cabeza. No pude ver el rostro del asesino k mato a mis padres pero si pude observar que era un Ninja. Pasaron los años, yo vivía con mi tío pero cuando cumplí 16 años decidí aprender a ser un Ninja, quería sentir lo que sintió el asesino que mato a mis padres. Lo busqué por toda la ciudad, hasta que lo encontré en la cárcel. Me di cuenta que para vengarse de una persona no hace falta matarlo, solo hace falta darle el castigo conveniente.

Tania González dijo...

Un día negro,en silencio,sola en la oscura calle,de repente un grito se escucha tras la iglesia,miro pero no hay nadie,sigo caminando oigo pasos,alguien me sigue,pienso.
Me vuelvo para ver quien es,pero como antes no hay nadie,¿será mi imaginación?me pregunto.
sigo caminando ya estoy llegando a casa,pero me paro,y miro hacia la ventana de mi habitación,
-hay una sombra,pero si en casa no hay nadie me digo a mi misma.
vuelvo a mirar y la sombra sigue ahí,entro a la casa subo a mi habitación y todo está como lo dejé antes de salir.
-¿Y la sombra?me pregunto.
Bajo a la cocina y me encuentro todo esturreado me doy la vuelta y...ahhhhhh.

Ana C.Peña 1 ESO B dijo...

Iba yo por la calle paseando a mi linda perrita Laika. Y alguien me rozó rápidamente e iba corriendo, y detrás de ella iban 2 policías. Yo fui andando ligeramente y un poco rápida hacia donde iba los policías persiguiendo a una misteriosa persona. La persona misteriosa se escondió detrás de un contenedor verde, los policías perdieron a la persona misteriosa. Yo fui y le pregunté con un poco de miedo:-¿Qué as hecho para que te persigan la policía?-Me dijo:-Nada, no es mi culpa. Me culpan de un crimen que no he hecho.-Le dije:-Dime de que te culpan –Ella dijo-Me culpan de haber matado una pareja y a dos niños en la calle, me culpa porque creo que ella se parece mucho a mi-Le dije:-Si, pero habrá una manera de culpar al verdadero culpable-Dijo:-Si…..no sé...-Le dije:-Vale si vamos a investigar juntas tendrás que decirme tu nombre, quien eres…..etc.-Investigaron, investigaron y investigaron hasta que un día que Dalia que a sin se llamaba la persona misteriosa, tenía una hermana y era ella la culpable. Porque había desaparecido hace 1 año, cuando Dalia le dieron por delincuente y había desaparecido toda su ropa del armario y decía su madre que le había tirado un poco ropa por tener varias pinturas rojas en la ropa. Le dijimos todo a la policía y la buscaron hasta que la encontraron en Pekín escondiéndose de la policía. La atraparon y estuvo en prisión 20 años.

Juan Rodríguez Mármol dijo...

MATADA

Mi novio me persigue, me quiere matar. Corro a más no poder, me sigue persiguiendo. Me escondo en un tienda de ropa, veo muchas pañoletas, me las meto en el bolso, me lio una verde en la cabeza. Sigo corriendo mi novio me alcanza, cada paso que da me acelera el corazón un poco más. Le doy la vuelta a la esquina, me cambio de pañuelo, es de color rojo. Mi novio roba una moto, y me alcanza. Yo muero.

Juan Rodríguez Mármol dijo...

MATADA

Mi novio me persigue, me quiere matar. Corro a más no poder, me sigue persiguiendo. Me escondo en un tienda de ropa, veo muchas pañoletas, me las meto en el bolso, me lio una verde en la cabeza. Sigo corriendo mi novio me alcanza, cada paso que da me acelera el corazón un poco más. Le doy la vuelta a la esquina, me cambio de pañuelo, es de color rojo. Mi novio roba una moto, y me alcanza. Yo muero.

Jaime Gómez Catalán 1º ESO D dijo...

Un día estaba en mi casa y llamaron al portero. Contesté. No me hablaban. Me pregunté ¿Quién será? Me asomé al balcón. Veía a alguien de rojo y con un pañuelo liado en la cabeza. Volví a preguntar quién era pero no me contestó. Baje con mi padre y vi que era alguien que se ocultaba la cara. solo se le veían los ojos. mi padre le preguntó quien era. Nos dimos cuenta que era una niña y la pedimo que subiera a mi casa. Subió y estuvimos hablando con ella bastante rato, nos dijo que venía de Marruecos, que había venido en un barco sin que la gente se diera cuenta. se había peleado con sus padres y le habían echado de casa. Empezó a llorar y a nosotros nos dió mucha pena. Mi padre y yo le dijimos que podiamos darle una casa para dormir. Y ella nos lo agradeció mucho.
Un día fui con mis amigos a la casa que le habíamos dejado y al entrar vimos que no había nadie. Se había escapado. Fuimos a buscarla pero no la encontrábamos, de repente oímos una voz que decía: Estoy aquí.
Estaba en el segundo piso. Peleando con una niña al parecer de su edad. Dijimos: ¡Qué haces! Nos dijo soy una asesina y he venido a mataros.

Pepe Gallego García dijo...

El padre musulmán
Una niña tenía un padre musulmán y una madre española. Un día, sus padres se pelearon porque su padre quería ponerle un paúelo rojo en la cabeza a su hija y su madre no quería. Entonces, su padre la raptó y se la llevó a Marruecos donde sí tuvo que ponerse el pañuelo. Pero su madre los encontró y se llevó a su hija de vuelta a España. En cuanto al padre, los policías lo matan al intentar escapar del país

Elena Serrano 1º Bach D dijo...

Detrás de éste pañuelo liso y rojo, puedo ver una triste mujer, se puede observar su tristeza en esos ojos caídos y por el simple hecho de tener cubierta casi toda la cara. El pelo lacio y oscuro y ese flequillo recto hace como que quiera esconderse de algo. Su piel blanca da aspecto tenebroso. Parece estar śola en el mundo, sin nadie que le aporte cariño, ni tan siquiera alguien que le de importancia a su existencia. Su gesto en la cara hace que parezca que en cualquier momento va a explotar a llorar, sus ojos están llorosos y brillantes. Está muy triste y tiene miedo de algo.

Marian(Biblioteca Escolar Juan Pedro) dijo...

Estimados compañeros Mamen y Jesús, he recibido vuestro libro y me ha encantado, ha quedado genial. Habéis tenido una idea estupenda con este concurso, y se ve que a los alumnos les motiva, por la participación y la calidad de los relatos.
Enhorabuena por esta iniciativa y gracias por acordaros de mí. Un abrazo