martes, 2 de febrero de 2010

Un poquito poeta






Sr. don Juan Ramón Jiménez. Madrid
(Orihuela, noviembre 1931)


Venerado Poeta:

Sólo conozco a usted por su "Segunda Antología" que -créalo- ya he leído cincuenta veces aprendiéndome algunas de sus composiciones. ¿Sabe usted dónde he leído tantas veces su libro? Donde son mejores: en la soledad, a plena naturaleza, y en silenciosa, misteriosa, llorosa hora del crepúsculo, yendo por antiguos senderos empolvados y desiertos entre sollozos de esquilas.
No le extrañe lo que le digo, admirado maestro; es que soy pastor. No mucho poético, como lo que usted canta, pero sí un poquito poeta. Soy pastor de cabras desde mi niñez. Y estoy contento con serlo, porque habiendo nacido en casa pobre, pudo mi padre darme otro oficio y me dio éste que fue de dioses paganos y héroes bíblicos.

Como le he dicho, creo ser un poco poeta. En los prados por que yerro con el cabrío ostenta natura su mayor grado de belleza y pompa; muchas flores, muchos ruiseñores y verdores, mucho cielo y muy azul, algunas majestuosas montañas y unas colinas y lomas tras las cuales rueda la gran era del Mediterráneo.

...Por fuerza he tenido que cantar. Inculto, tosco, sé que escribiendo poesía profano al divino arte...No tengo culpa de llevar en mi alma una chispa de la hoguera que arde en la suya...

Usted, tan refinado, tan exquisito, cuando lea esto ¿qué pensará? Mire: odio la pobreza en la que he nacido, yo no sé... por muchas cosas... Particularmente por ser causa del estado inculto en que me hallo, que no deja expresarme bien ni claro, ni decir las muchas cosas que pienso. Si son molestas mis confesiones, perdóneme, y... ya no sé cómo empezar de nuevo. Le decía antes que escribo poesías...Tengo un millar de versos compuestos, sin publicar. Algunos diarios de la provincia comenzaron a sacar en sus páginas mis primeros poemas, con elogios... Dejé de publicar en ellos. En provincia leen poco los versos y los que los leen no los entienden.Y heme aquí con un millar de versos que no sé qué hacer con ellos. A veces me he dicho que quemarlos tal vez fuera lo mejor.

Soñador, como tantos, quiero ir a Madrid. Abandonaré las cabras -¡oh, esa esquila en la tarde!- y con el escaso cobre que puedan darme tomaré el tren de aquí a una quincena de días para la corte.

¿Podría usted, dulcísimo Juan Ramón, recibirme en su casa y leer lo que le lleve? ¿Podrá enviarme unas letras diciéndome lo que crea mejor?
Hágalo por este pastor un poquito poeta, que se lo agradecerá eternamente.



29 comentarios:

Leticia Rodríguez. 1º Bach. B dijo...

Comentario sobre la carta:
En mi opinión creo que esa carta la hace Miguel Hernandez para pedirle a Juan Ramon que le enseñe a ser un buen poeta y así poder ser más famoso y ganarse la vida mejor que en el campo.

Otro poema de Miguel Hernandez:

Andaluces de Jaén,

aceituneros altivos,

decidme en el alma: ¿quién,

quién levantó los olivos?

Me gusta este poema porque aparte de que es muy bonito hace referencia a nuestra provincia y pueblos donde han salido adelante gracias al cultivo de las tierras en especial a los olivos.
Saludos :)

carlos guerrero lara dijo...

a mi esta carta me parece la de un hombre humilde que no tiene miedo ni perjuicios a que se sepa de donde procede ni que es pobre solo quiere que Juan Ramón que era como su idolo le reciba y lea algunos de los versos de Miguel Hernandez para poder sentirse como el

Encarni López 1º bach. B dijo...

Comentario de la carta:

En mi opinión en esta carta Miguel Hernandez se describe como un escritor pobre y le esta pidiendo ayuda a Juan Ramón para ser un gran escritor como el.

Fragmento de un poemna de Miguel Hernandez:

Alba que das a mis noches

un resplandor rojo y blanco.

Boca poblada de bocas:

pájaro lleno de pájaros.

Me agustado bastante este fragmento por que es muy bonito y te puede enseñar muchas cosas me a llegado mucho.
saludos....

Manuel Jesús Martínez dijo...

En mi opinión en esta carta el humilde pastor hace a Juan Ramón una especie de alabanza por su poesía, y el pastor se siente afortunado al leerla.Y además le pide a Juan Ramón que lea las composiciones que le lleve.

Carmen Rísquez dijo...

¡Hola!
He de decir que me ha impresionado bastante la carta. Hoy en día tenemos todos los medios necesarios para estar informados de todo, y nos llegan todo tipo de noticias.. En esta carta podemos apreciar como hace unos pocos años hasta los más pobres también algunas veces podían leer relatos y poemas importantes.
También me ha sorprendido que Miguel Hernández, a pesar de su pobreza, se califique de inculto. Quizás lo sea, pero hoy en día hay muchísima gente con estudios que lo son mucho más que él.

A continuación, voy a escribir 2 estrofas de un poema muy significativo para mi de éste autor ya que desde que empecé el instituto, en todos los cursos lo hemos estudiado.


Una mujer morena
resuelta en luna
se derrama hilo a hilo
sobre su cuna.
Ríete, niño,
que te tragas la luna
cuando es preciso.

Alondra de mi casa,
ríete mucho.
Es tu risa en los ojos
la luz del mundo.
Ríete tanto
que en el alma, al oírte,
bata el espacio.

Este poema es uno de mis favoritos, puesto que el autor refleja sus sentimientos cuando se encuentra en la cárcel. Es un poema que le escribe desde ésta,a su hijo recién nacido.


Espero que con el "peazo" comentario que he escrito, me ponga buena nota, don Jesús! :)


Un saludo

Vicente Torres dijo...

Miguel Hernández,bajo mi punto de vista,pide ayuda a D. Juan Ramón Jiménez porque lo considera un maestro en el arte de la poesia y su consejo lo ayudará en su camino hacia el exito.
Para mi Miguel Henández se ve como un alumno,sin formación alguna y criado en el campo,que quiere aprender del cultivado maestro D.Juan Ramón.

COMO EL TORO

Como el toro me crezco en el castigo,
la lengua en corazón tengo bañada
y llevo al cuello un vendaval sonoro.

Este fragmento de Miguel Hernández me identifica en algún aspecto con la imagen que brinda el toro durante su "corta" vida y su triste destino ya que todo en la vida conduce a una sola cosa.El poema me entristece a la vez que me llena de valor y coraje.

Miguel Angel y Manuel Jimenez dijo...

POR MIGUEL ANGEL REDONDO GARRIDO:

Me sugiere multitud de cosas a la vez, una mezcla entre querer y no poder ser quien quiere ser. Miguel Hernández pide ayuda a Don Juan Ramón por ser un poeta excelente, como una figura a admirar,y para todo poeta figura a intentar imitar. En esta carta Miguel se describe como un pastor con algo mas de un millar de poemas los cuales quiere hacer llegar a la gente y no solo para que se lean, si no para que se entienda, sean comprendidos y eboquen en ellos lo mismo que a el le lleva a escribirlos y esque quiere compartir sus sentimientos Y al fin y al cabo sólo necesitaba la opinión de un ''grande'' que le animara a seguir con su quehacer y que le diera motivos para continuar con lo que de verdad quiere hacer.

POR MANUEL JIMENEZ CAÑIZARES:

Desde mi punto de vista, Miguel Hernández, no sabe apreciar las bellas palabras que es capaz de reflejar en esta carta que dirige a Juan Ramón Jiménez. Miguel Hernández envia esta carta, con ánimo de que Juan Ramón la juzgue y le diga lo que le parece.
Para que Miguel le dirigiera esta carta, yo pienso, que tenía que sentirse un poco "poeta", por así decirlo.Si no lo hubiera hecho, no se apreciaría su talento y, posiblemente, ahora no fuera conocido.
Al final, Miguel se convirtió en una gran poeta, ya que tenia talento.

Macarena dijo...

Comentario sobre la carta:

En mi opinión, me parece muy humilde la descripción que hace Miguel Hernández sobre sí mismo. También me ha sorprendido la manera en la que elogia a Juan Ramón y el hecho de considerarlo muy superior a él.Miguel Hernandez demuestra ser un hombre sencillo y nada orgulloso.

Estrofa de "El cementerio está cerca" por Miguel Hernández:


De aquí al cementerio, todo
es azul, dorado, límpido.
Cuatro pasos, y los muertos.
Cuatro pasos, y los vivos.

En primer lugar escogí este poema por que sinceramente me sorprendió el título. La estrofa que más me ha gustado ha sido esta por que transmite lo cercana que está la muerte a la vida, cómo pueden convivir personas tan cercanas a un cementerio, tan cercanas a la muerte. También hace referencia a lo bonito que es todo fuera de un cementerio.
:)

Fátima Hernández Echevarría dijo...

Sobre la carta: En mi opinión creo que la carta expresa un sentimiento de valor y esfuerzo por lo que Miguel Hernández quiere conseguir.Él desea luchar para que sus poesías y versos se publiquen pidiéndole ayuda a Juan Ramón Jiménez.

Poesía elegida:

DESPUÉS DEL AMOR

No pudimos ser. La tierra
no pudo tanto. No somos
cuanto se propuso el sol
en un anhelo remoto.
Un pie se acerca a lo claro.
En lo oscuro insiste el otro.
Porque el amor no es perpetuo
en nadie, ni en mí tampoco.
El odio aguarda su instante
dentro del carbón más hondo.
Rojo es el odio y nutrido.


He elegido esta parte de esta poesía porque expresa el sentimiento que queda despues de un amor y en mi opinión tambien se refiere a que del "amor al odio solo hay un paso".

besiitoos=)

Gema Mª Gutiérrez Muñoz dijo...

Mi opinión sobre la carta que le envió Miguel Hernández a Juan Ramón Jiménez creo que se debe a la gran admiración que siente hacia él.
Uno de los motivos que lo impulsó a dirigirse a Juan Ramón fue la duda de no saber que hacer con los poemas que el mismo habia elaborado y que había pensado en quemarlos.

EL CORAZÓN ES AGUA :

El corazón es agua
que se acaricia y canta.

El corazón es puerta
que se abre y se cierra.

El corazón es agua
que se remueve, arrolla,
se arremolina, mata.

En este poema Miguel Hernández nos cuenta de forma poética todas las cualidades del corazón respecto a lo sentimental .
Nos dice como se comporta en diferentes situaciones de la vida.

ruben diaz ruiz dijo...

La carta me parece la ilusión,de un hombre criado en una vida humilde, de conseguir el reconocimiento de un poeta con mayor éxito y conseguir la ayuda de poder crecer como poeta con su ayuda y demostrar al mundo lo que es capaz de hacer.

Versos de: El Corazón Es Agua

El corazón es agua

que se remueve, arrolla,

se arremolina, mata.

La parte de este poema me muestra de de como cree Miguel Hernández que el corazon es la fuente de todos los sentimientos y que nos guia a traves de la vida con la determinacion y la fuerza con la que hay que afrontar la vida hasta llegar a la muerte.

David Campoy Calzado. dijo...

*La carta:

En la carta se puede apreciar un lenguaje rural y común.Es normal teniendo en cuenta que el autor es un pastor de cabras y que se ha criado en el campo.
Aún teniendo en cuenta todas estas cosas, merece la pena prestar atención a la forma de describir el paisaje y sus sentimientos, ya que lo haace de una forma muy singular para ser un simple pastor de cabras.

*El poema:

El corazón es agua
que se acaricia y canta.

El corazón es puerta
que se abre y se cierra.

El corazón es agua
que se remueve, arrolla,
se arremolina, mata.


-Comentario: Atendiendo a este poema, podemos deducir que el autor tiende a la sencillez del lenguaje, intentando decir lo máximo con las mínimas palabras posibles. Me llama particularmente la atención el uso de palabras relacionas con el agua y la manera que tiene el poeta de jugar con ellas. Por otra parte se puede apreciar en este fragmento la utilización de recursos expresivos como el símil y el asíndeton.


Reciba el profesor gratos saludos del alumnado, en particular de David,que se acuerda mucho de usted.
Buen dia.

Ana Chamorro dijo...

Me parece una carta muy bonita,con mucho sentimiento,me llama mucho la atención que diga que es pastor, y que por eso parezca que tenga miedo a dirigirse a Juan Ramón,se considera "inferior" ya que a el mismo se dirige como un pastor un poquito poeta.

Andaluces de Jaén,
aceituneros altivos,
decidme en el alma: ¿quién,
quién levantó los olivos?

Dentro de la claridad
del aceite y sus aromas,
indican tu libertad
la libertad de tus lomas.

He escogido dos frases ya que no he sabido decidirme por una.La primera estrofa habla de Andaluces,
Jaén que es nuestra tierra y la segunda frase habla del aceite y sus aromas esto me conmueve ya que me siento identificada porque mi familia se dedica a la agricultura y a este especial aceite de olvia.

Francisco Jesús Jurado López dijo...

Para mi el autor se encuentra triste porque en su provincia no saben valorar su arte como escritor por lo cual pide consejo a otro poeta más famoso que él y espera que sus problemas como escritor se solucionen.Su vida es muy triste ya que vive siempre rodeado de lo mismo.

Otro poema de Miguel Hernández:


El corazón es agua
que se acaricia y canta.

El corazón es puerta
que se abre y se cierra.

El corazón es agua
que se remueve, arrolla,
se arremolina, mata.

Este poema nos habla de sensibilidad del corazón y de sus sentimientos a lo largo de la vida hasta que se apaga. El autor en este poema nos describe que hay más momentos tristes que alegres en la vida.

Carmen Donate dijo...

Esta carta va dirigida de Miguel Hernandez a Juan Ramón Jimenez, presentando la admiración hacia este. Le dice que a él también le gustaría escribir así, pero que su vida como pastor no le ha dado otra oportunidad, y que algún día irá a verlo a Madrid.

He elegido esta estrofa porque representa lo efimera que es la vida, que todo se va y no vuelve.

LA VEJEZ EN LOS PUEBLOS

La vejez en los pueblos.
El corazón sin dueño.
El amor sin objeto.
La hierba, el polvo, el cuervo.
¿Y la juventud?

En el ataúd.

juan caño garcia dijo...

comentario de la carta:

a mi esta carta me parece que el autor intenta mostrarle su soledad y entendimiento a juan ramon jimenez y le comenta un poco la historia de su vida como pastor y un poco en general

“Conozco bien los caminos
conozco los caminantes
del mar, del fuego, del sueño,
de la tierra, de los aires.
Y te conozco a ti
de la tierra, de los aires.
Que estás dentro de mi sangre.”

en mi opinion este fragmento dice ke el es una persona conocida en la zona que pese a su situacion economica y laboral quiere enterder el funcionamiento de todo el mundo

Mila dijo...

Comentario del poema:
Me ha parecido muy bonito ,porque a parte de su humildad, y de que dice que no es muy culto, se ve como a fin de cuentas, si que es un poeta, que aunque sea una carta, la escribe como un poema. Juan Ramón Jiménez se habría dado cuenta de que por la sangre de Miguel Hernández hay poesía.

Poesía "Besarse, mujer"
Besarse, mujer,
al sol, es besarnos
en toda la vida.
Asciende los labios,
eléctricamente
vibrantes de rayos,
con todo el furor
de un sol entre cuatro.

Me ha llamado la atención este poema porque es un poema romántico, que trata del amor, donde el poeta expresa sus sentimientos de forma simple y sencilla.
:)

Oscar Rodriguez Hidalgo dijo...

En mi opinion creo que Miguel H. expresa sus sentimientos lo más sinceros y el quiere llegar a ser como su idolo.

En relación a la poesía,lo que más me llamado la atención, Por que me siento un poco identificado, Cuando
intento conseguir algo pero solo encuentro barreras que no me dejan.

No puedo olvidar

No puedo olvidar
que no tengo alas,
que no tengo mar,
vereda ni nada
con que irte a besar.

Manuel Jesús Martínez dijo...

En este fragmento se muestra una "cruda" realidad de lo que es la vida y nos dice que la muerte llega pronto...

El cementerio está cerca
de donde tú y yo dormimos,
entre nopales azules,
pitas azules y niños
que gritan vívidamente
si un muerto nubla el camino.

De aquí al cementerio, todo
es azul, dorado, límpido.
Cuatro pasos, y los muertos.
Cuatro pasos, y los vivos.

Límpido, azul y dorado,
se hace allí remoto el hijo.

Mónica Peña Cabello dijo...

El autor en este poema esta muy triste porque nadie valora su poesia, es bueno escribiendo y publican sus poemas pero la gente no sabe valorarlo. Recurre a Juan Ramón como su último recurso porque esta bajo de moral y quiera saber que le pasan a sus poemas para mejorar.

Otro poema de Miguel Hernández:

Mis ojos, sin tus ojos, no son ojos,
que son dos hormigueros solitarios,
y son mis manos sin las tuyas varios
intratables espinos a manojos..

No me encuentro los labios sin tus rojos,
que me llenan de dulces campanarios,
sin ti mis pensamientos son calvarios
criando nardos y agostando hinojos.

No sé qué es de mi oreja sin tu acento,
ni hacia qué polo yerro sin tu estrella,
y mi voz sin tu trato se afemina.

Los olores persigo de tu viento
y la olvidada imagen de tu huella,
que en ti principia, amor, y en mí termina.

En este poema el autor se encuentra muy mal porque ha tenido una mala experiencia con el amor, ha sido abandonado.Esta muy triste porque se acuerda mucho de ella y sin ella no es nadie, no sabe vivir sin tenerla a su lado.

Jose Maria Del Aguila dijo...

En mi opinion esta carta muetra lo que mas desea Miguel Hernandez que es irse a Madrid para que la gente valore sus versos y quiere escapar de la vida del campo aunque tambien le gusta,se ve que en esa epoca Miguel Hernadez aun no era famoso.Este fragmento me gusta mucho.

Paraíso local, creación postrera,
si breve de mi casa;
sitiado abril, tapiada primavera,
donde mi vida pasa
calmándole la sed cuando le abrasa.

Este fragmento muestra cuanto quiere su casa y su huerto donde ha crecido

Ana Belén Díaz dijo...

Hola a todos!!

Bueno, pues empiezo. Lo que más me ha llamado la atención de la carta de Miguel Hernández al sublime Juan Ramón Jiménez es la forma a través de la cual Miguel Hernández se rebaja hasta hacernos creer que es un simple principiante comparado con Juan Ramón Jiménez. Éste aparece como un maestro ideal de la poesía a seguir en el cual Miguel Hernández se ve reflejado.

ELEGÍA

Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.

No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.

Este es un fragmento de la Elegía a Ramón Sijé, una de las obras que más me impactan y más me gustan de Miguel Hernández porque se ve reflejado tanto dolor y tanto sufrimiento por la pérdida del amigo que hace que me emocione y me sienta identificada con los sentimientos que el autor expresa en esa obra.


Un saludo a todos!

Ana Belén Mena dijo...

En primer lugar voy a hacer un comentario sobre la carta que he leído.
Me ha llamado bastante la atención el ver cómo una persona sin formación y sin estudios se ha interesado de esa forma en contactar con un poeta tan bueno como Juan Ramón, hasta el punto que quiere que le enseñe a escribir mejor, diciendo que al no tener medios para estudiar, era una persona inculta y quería aprender de él.
Aunque, yo pienso, que no es nada inculto puesto que muchas personas con estudios, estoy segura, que no entenderían muchas de las palabras de esta carta ni serían capaces de redactarla igual que él.

Ahora voy a poner una estrofa de un poema de este magnífico autor que me ha llamado la atención.

Beso soy, sombra con sombra.
Beso, dolor con dolor,
por haberme enamorado,
corazón sin corazón,
de las cosas, del aliento
sin sombra de la creación.
Sed con agua en la distancia,
pero sed alrededor.


Este poema para mí refleja un amor diferente con el que el poeta sufre.

Un saludo :)

Fco José Alarcón García dijo...

*La carta:

En la carta se puede apreciar el interes y el aprecio que le tiene el autor a Juan Ramón. Ya que el autor lo tiene como si fuera un ejemplo para él.

*Poema:

Cada vez que paso
bajo tu ventana,
me azota el aroma
que aún flota en tu casa.
Cada vez que paso
junto al cementerio
me arrastra la fuerza
que aún sopla en tus huesos.

*Comentario:

Este poema es un claro ejemplo de amor hacia otra persona querida o por querer conquistar su amor.

MIguel y Manuel dijo...

POESÍA: EL AMOR ASCENDIA ENTRE NOSOTROS

El amor ascendía entre nosotros
como la luna entre las dos palmeras
que nunca se abrazaron.

El íntimo rumor de los dos cuerpos
hacia el arrullo un oleaje trajo,
pero la ronca voz fue atenazada,
fueron pétreos los labios.

El ansia de ceñir movió la carne,
esclareció los huesos inflamados,
pero los brazos al querer tenderse
murieron en los brazos.

Pasó el amor, la luna, entre nosotros
y devoró los cuerpos solitarios.
Y somos dos fantasmas que se buscan
y se encuentran lejanos.

POR MIGUEL ANGEL REDONDO GARRIDO:

Veo mucha pasión en este poema, y me siento reflejado con él,y no porque el poeta se llame como yo. Creo que en algún momento he sentido todo lo que la poesía sabe hacerme ver, y a la vez veo que no sería capaz de escribir mis sentimientos como el, pues si ya de por sí me cuesta demostrarlos, escribirlos y plasmarlos para la eternidad debe de ser un trabajo complicado y sólo digno de hacer de un genio como él. Sinceramente hay que ser un ''artista'' para hacer lo que el hace, y pensar que sólo he leido uno de sus millares de poemas como el comentaba anteriormente...

POR MANUEL JIMENEZ CAÑIZARES:

Este poema, transmite muchísimos sentimientos amorosos, primordialmente. También transmite sentimientos como la impotencia, ya que dos personas que se aman, viven inmersos en un amor imposible.
Hace una serie de similitudes relacionadas con la naturaleza, lo que hace aún más rico el poema.
Miguel Hernández sabe reflejar con bastante precisión el "dolor del amor imposible", esto hace a Miguel, un GRAN poeta.
Me ha encantado este poema.

Jaime Garrido dijo...

El amor por el arte, por la poesía es lo que representa Miguel Hernandez, que brilla por sí mismo. Presenta una humildad por parte del autor que pocos poetas llegan a tener.
Nada más que decir, que esta carta es una fácil aclaración de porque Miguel Hernandez es un gran poeta.


¿Quien salvará a este chiquillo
menor que un grano de avena?
¿De dónde saldrá el martillo
verdugo de esta cadena?

Que salga del corazón
de los hombres jornaleros,
que antes de ser hombres son
y han sido niños yunteros.

He elegido esta esta estrofa, de un poema cargado de sentimientos, porque habla de aquello que muchos ya no tienen en cuenta y es la pobreza y el hambre, simplemente me encanta.

Laura Hoyo Reche. dijo...

Hola.
En mi opinión, he de decir que el escritor de esta carta, se trata de un hombre que tal vez no sea poderoso en el tema económico y quizás sea algo ingenuo. Pero lo que si es seguro es que se trata de alguien con una gran presencia. Algo humilde, si, pero también grande en expresividad y con muchas ganas de convertirse en su más preciado ídolo; Juan Ramón. Pues además de esas intrépidas ganas de ser alguien, posee en su interior aquello que algunos pueden llamar don.

A contuniación, un pequeño frajmento de un gran poeta;

A MI HIJO

Te has negado a cerrar los ojos, muerto mío,
abiertos ante el cielo como dos golondrinas:
su color coronado de junios, ya es rocío
alejándose a ciertas regiones matutinas.

Hoy, que es un día como bajo la tierra, oscuro,
como bajo la tierra, lluvioso, despoblado,
con la humedad sin sol de mi cuerpo futuro,
como bajo la tierra quiero haberte enterrado.


He elegido éste poema porque anque no es de mi agrado, es uno de los que más han llamado mi atención, pues en él se muestra un sentimiento marchito. Aquél que todos sufriremos repetidas veces y aquél que del que hasta el último día tendremos que soportar.

En dicho poema, Miguel Henández representa la pérdida de uno de los seres más queridos; un hijo. Además, enlaza el mal trago de la situación con los peores momentos de la naturaleza así como un día lluvioso y despoblado. Y finaliza con el irremediable entierro bajo la tierra. Tierra de la que algún día seremos parte y la misma tierra de la que volverá a surgir vida.

Manuel Amaro dijo...

Me anima saber que hubo un día en que Miguel Hernández no era "nadie".
Me ha encantado leer esto. Es de una sencillez exquisita (sí, sencillo y exquisito son dos calificativos compatibles, y quien no lo crea que lea a Delibes) y posee una frescura embriagadora.
Un abrazo!

Silvia Molina Gay dijo...

Hola a todos!!
Para mi la carta está llena de honestidad y humildad por parte de Miguel Hernández, ya que no se valora y cree que vale menos que Juan Ramón Jiménez por el hecho de ser pobre y ser un pastor. Para Miguel Hernández Juan Ramón Jiménez es como su ídolo,es la figura en la que en el momento de escribir la carta quería llegar a a ser, ya que Miguel Hernández llevaba sangre poética.

Un fragmento de poesía de Miguel Hernández:

Jaén, levántate brava
sobre tus piedras lunares,
no vayas a ser esclava
con todos tus olivares.

Me gusta este fragmento de poesía porque hace referencia a nuestra tierra, Jaén.